¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Cine

Los rostros ocultos de Sean Connery

Hidalgo Neira

El histrión escocés fallecido a los 90 años el 31 de octubre, sin duda será recordadopor ser el primer James Bond cinematográfico, por ello en Reporte Indigo hacemosun decálogo de sus roles poco conocidos y alternativos en la pantalla grande


Oct 31, 2020
Lectura 7 min
portada post

El sueño de los justos alcanzó a Sean Connery a los 90 años de edad, murió en paz,
mientras dormía en su casa en las Bahamas, sin duda, el destino final que muchos
añorarían para sí mismos, así terminó la vida del que también fuera nombrado
Caballero por la misma reina Elizabeth II hace 20 años.

Reconocido evidentemente por ser la primera iteración del espía efigie creado en la
literatura por Ian Fleming, el actor nacido en Edimburgo, Escocia, tiene decenas de
largometrajes más, que en la actualidad han sido olvidados.

A continuación daremos repaso a la filmografía del histrión, desde sus aristas más
ocultas, que merecen ser recordadas y analizadas en la cinematografía moderna.

The longest day (1962)

Estrenada el mismo año –e incluso en algunos países en el mismo mes– que Connery
sería ampliamente reconocido por su estelar de James Bond en Dr. No, él tuvo la
oportunidad de colaborar en esta película bélica que retrata el Día D en la Segunda
Guerra Mundial, desde ambos flancos, el de las Potencias del Eje y los Aliados.
Con un ensable actoral de primer nivel, como John Wayne, Richard Burton, Henry
Fonda, Paul Anka, entre otros, fue como se sostuvo este drama que en su momento
fue todo un éxito en taquilla y crítica mundial, ya que estuvo nominada a cinco
premios Oscar y ganó en las categorías a Mejor Cinematografía y Mejores Efectos
especiales.

Marnie (1964)

Al comenzar su acenso al estrellato, Connery tuvo la oportunidad de ser dirigido por
el épico Alfred Hitchcock en este thriller basado en la novela homónima de Winston
Graham. El actor fue quien solicitó colaborar junto al cineasta y la mancuerna se dio.

En una anécdota de producción rescatada de IMDB.com, se menciona que después
de ensayar juntos una escena el actor junto a su coprotagonista Tippi Hedren, esta le
dijo a Hitchcock: “Se supone que Marnie es frígida, ¿acaso usted no lo ve a él?”, en
referencia a la presencia y lo agraciado del actor de 34 años, a lo que el cineasta le
respondió “Sí querida, se llama actuación”.

Zardoz (1974)

Ya en la cúspide de su carrera, el artista había dejado de encarnar al agente del MI6
y decidió hacer este filme de ciencia ficción distópica, en el futuro 2293, donde una
sociedad dividida tiene la inmortalidad y otros son considerados barbáricos ya que
están condenados a morir.
La cinta fue un fracaso en su momento, además de que llamó la atención por el
atuendo revelador de Connery, pero con el paso del tiempo, esta pieza de ciencia
ficción se ha levantado hasta un estatus de culto entre quienes aprecian este tipo de
cine.

Murder on the Orient Express (1974)

Cansada de que las adaptaciones de sus libros nunca cumplieran sus expectativas,
Agatha Christie se mostró reticente al principio para ceder los derechos de su
detective Hercule Poirot, sin embargo dio otra oportunidad y el resultado fue un
filme multiestelar y hasta ganador de preseas, que sí fue de su agrado.
Aunque Poirot es encarnado por Albert Finney, Connery toma el rol secundario del
coronel Arbuthnot, entre un reparto lleno de celebridades, como Lauren Becall,
Anthony Perkins, e Ingrid Bergman quien se llevó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto
al interpretar a Greta Ohlsson.

Robin and Marian (1976)

Para quienes recuerden la breve aparición al final de Robin Hood: Príncipe de los
ladrones (1991), de Connery como el rey Ricardo, Corazón de León, hay un dato
curioso que se ha desdibujado con el paso de los años, y es que el actor hizo su
propia versión del vigilante de Sherwood 15 años antes.
Al lado de Audrey Hepburn y bajo la dirección del legendario Richard Lester, fue
como el actor realizó esta versión de un Robin Hood avejentado, que se revela
contra el monarca inglés, que en este caso fue interpretado por Richard Harris.

 

The First Great Train Robbery (1978)

Dirigida por el también novelista Michael Crichton y basada en su mismo libro, fue
como se levantó esta producción de época con toques noir, en la que el coestelar fue
Donald Sutherland y que además se basó en el hecho histórico de 1855 y en el filme
homónimo de 1903.
El largometraje fue un éxito total por su acción a cuadro y sin dobles para Connery
cuando camina en el techo del tren en movimiento, además de retratar
certeramente la época victoriana en la que sucede este atraco millonario de lingotes
de oro.

Time bandits (1981)

Con una participación menor, pero sobresaliente como el rey Agamemnon dentro de
la fantasía Kevin, el personaje principal infantil, es como Connery estuvo en este
largometraje del director Terry Gilliam; el actor de hecho fue quien quiso estar en la
cinta, una vez que leyó el guión que cayó involuntariamente en sus manos y porque
además era un ávido fanático de los Monty Python.
En el set de filmación de la película infantil, las anécdotas alrededor de Connery, lo
muestran como una persona amable y cero pretenciosa, además de que él mismo
sugirió hacer un rol extra al final del filme, en el que aterriza al protagonista a la
realidad.

Never say never again (1983)

Ya retirado de haber interpretado a James Bond, Connery volvió 12 años después
una última ocasión a tomar el tuxedo y la pistola Walter PPK 12, para encarnar al
espía al servicio de su majestad, en este filme que estaba fuera de la franquicia
cinematográfica en curso, ya que el mismo año se estrenó Octopussy con Roger
Moore como el agente 007.
Connery tuvo licencia creativa durante la producción y el rodaje, y a pesar de las
demandas por los derechos de autor en disputa, la película tuvo un éxito rotundo en
taquilla y fue apreciada por la crítica, aunque haya sido una readaptación de
Thunderball (1965) que también había sido protagonizada por el histrión.

 

Dragonheart (1996)

Seguramente se han topado con las múltiples secuelas que se han hecho
directamente para el mercado casero, pero la primera y original historia, fue
estelarizada por Dennis Quaid, como un verdugo de dragones y Connery quien dio
su voz al personaje animado Draco, el último ser mítico alado que escupe fuego.
La película tuvo en su momento un recibimiento cálido por parte del público, ya que
rompió la taquilla al acumular 115 millones de dólares, y eventualmente se ha
vuelto un clásico del cine fantástico, ya que el personaje de Draco es uno de los
dragones más entrañables para la audiencia.

Finding Forrester (2000)

Para el final de su carrera y retiro, la penúltima cinta que Connery hizo a cuadro, fue
un drama reflexivo, en el que personifica a un escritor retirado de la vida pública, al
estilo de J.D. Sallinger, la respuesta de la crítica y audiencia fue completamente
positiva al mostrar una historia sincera y de tacto humano.
El largometraje dirigido por Gus Van Sant ofrece la ficción de Jamal Wallace, un
joven adolescente afroamericano del Bronx, que no quiere aceptar que es un
estudiante sobresaliente, en su colonia vive William Forrester (Connery), un
personaje mítico por ser un recluido social, y tras un desencuentro entre ambos,
surge una amistad especial que potencializa la inteligencia del chico de barrio.

Te puede interesar: Muere el legendario Sean Connery, primer James Bond del cine y ganador del Oscar


Notas relacionadas

Nov 19, 2020
Lectura 5 min

Cine

Juan Ugarte, el rostro de la realidad

Fernanda Muñoz


Nov 19, 2020 Lectura 5 min

Nov 18, 2020
Lectura 6 min

Nov 16, 2020
Lectura 2 min

Nov 11, 2020
Lectura 5 min

Cine

El peligro de los estereotipos en el cine

Fernanda Muñoz


Nov 11, 2020 Lectura 5 min

Comentarios