Después de 84 años, Los Pinos dejaron de ser la residencia oficial  del presidente de México, así lo decidió Andrés Manuel López Obrador.

Este lugar, de más de 56 mil metros cuadrados, abrió sus puertas ayer a las 10:00 horas. El día de hoy, dentro de los primeros siete minutos, se  registró  el ingreso de alrededor de 600 personas, así lo informó Alejandra Frausto, actual Secretaría de Cultura federal, durante su visita al recinto. 

“Lo que es claro es que cuando se trata a la gente con respeto y confianza, responden de la misma manera, este espacio que hemos abierto, es un espacio verde, es escenario privilegiado donde estamos entre las copas de los árboles, vuelan mariposas y escuchamos un estreno del músico Arturo Márquez”, aseguró Frausto. 

La secretaria de Cultura disfrutó del concierto de la Orquesta Escuela Carlos Chávez; la agrupación interpretó Huapango, de José Pablo Moncayo; Mambo No. 9, de Arturo Márquez, y Sensemayá, de Silvestre Revueltas. 


Frausto se mostró contenta de ver a tantas familias disfrutar de Los Pinos y se formar parte de esta transformación que está viviendo el país. 

“Nosotros recibimos este espacio a las 00:00 horas del primero de diciembre y lo que están viendo fue como lo  recibimos y en realidad nos dimos a la tarea de hacer cédulas con información histórica que teníamos y con ayuda de un recorrido que habíamos hecho un par de personas”, explicó Alejandra. 

El equipo de transición colocó en el lugar bebederos para los visitantes, señalética e hicieron un tríptico con un para para repartirlo y que la gente no se perdiera en el lugar. El objetivo es que los visitantes conocieran, por ejemplo, el lugar donde se planeó la expropiación petrolera que era una terraza, ahora es un comedor.  

“Este espacio se irá habitando y construyendo el proyecto cultural más pertinente. Dimos la bienvenida con lo que teníamos, que eran los niños y jóvenes artistas, todos ellos con quiénes han acompañado a los visitantes durante sus recorridos”, indicó la secretaria de Estado. 

Además comentó que el letrero de “Bienvenido Pueblo de México”, adornado con nochebuenas ha sido todo un éxito, porque la gente se forma para tomarse una foto. 

Frausto dijo que no se ha pensado bien el destino de Los Pinos porque les parecía irresponsable construir un proyecto en un lugar que no conocían , lo que tienen claro es que no debe competir sino completar la oferta cultural actual. 

Alejandra Frausto declaró que dentro de los primeros días de sus funciones, junto con su equipo, analizarán cuáles son los proyectos que tienen vigencia y que por lo tanto, deben continuar.


“Hay que valorar toda la situación a la luz del plan de austeridad, lo que tenemos que hacer dentro de la institución y darle un carácter importante a cómo vamos a lograr dar cabal cumplimiento del derecho a la cultura. Estamos trazando un mapa que pasa del ámbito estatal al municipal, para llegar a todos los municipios de este país y reconocer la vitalidad cultural que hay en cada uno de ellos porque cada lugar es una fuente de cultura”.

También comentó que mañana estará en las oficinas de Arenal, para hacer el debido proceso de entrega y recepción de la Secretaría de Cultura federal, por lo que en próximos días dará a conocer a todo su equipo. “Estamos valorando cuál será la mejor forma de operar la oficina en Tlaxcala”, concluyó.