¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Cultura

Los mitos de la devoción

José Pablo Espíndola

La obra teatral La cría, a través del terror psicológico, deriva en un ritual de automutilación que pondrá a pensar a los espectadores sobre las cosas extremas a las que el amor incita


Jul 30, 2018
Lectura 3 min
portada post

La risa y la intriga envuelven a este montaje que pone en escena a un matrimonio, aparentemente normal, y habla sobre el juego de poder y todo aquello que permitimos sin darnos cuenta.

La cría pone en la mesa temas como la paternidad, la fe y los puntos nocivos de quien deposita su sentido de vida en alguien más. ¿Te suena a una historia conocida?

Carlos Talancón, director de la obra, asegura que la trama parte de un anhelo por indagar una dramaturgia que oscila entre lo extraordinario y lo cotidiano de la vida.

“El matrimonio que se presenta es como cualquier pareja común dentro del universo de Alan Poe, Lovecraft y Amparo Dávila. El público se entrega como cuando se nos cuenta una historia en la noche, conectando no con nuestra racionalidad sino con nuestro universo inconsciente”, declara.

Dentro de la trama, el personaje de la “cría” es un extraño ser casi omnipresente, que sus papás mantienen encerrado en un cuarto superior de la casa, es insaciable y poco a poco irá dominando la vida del matrimonio. Ellos, en un acto de amor extremo y ante la creciente falta de sustento, llegarán a insólitos sacrificios.

“El montaje consiste en una jaula, en la cual el espectador presencia sucesos extraordinarios que al mismo tiempo puede identificar en su cotidianidad. La cría es una proyección de nuestros anhelos, ahí donde fincamos nuestras esperanzas, a lo que estamos dispuestos a entregarle todo”

- Carlos Talancón

Director

En el espectáculo escénico, que se inscribe dentro del terror psicológico, aparece un especialista, quien, por razones misteriosas, demanda a la criatura. Ante la imposibilidad de mantener a su “cría” en secreto, el matrimonio terminan por aniquilarlo, poniendo fin a su angustia, aparentemente.

La obra deriva en un ritual de automutilación que meterá al público en un universo vertiginoso y lo hará pensar sobre los extremos del amor y la devoción de las personas.

De acuerdo con Fernanda del Monte y Sergio Galindo, es un drama “que cumple el objetivo de mantenernos a la expectativa al crear la tensión necesaria ante lo que puede ocurrir, y nos va obligando a interpretaciones que van más allá del consabido sacrificio del que son capaces los padres por los hijos”.

En el elenco se encuentra Emmanuel Morales, Mileth Gómez y Carlos Talancón; del espacio escénico se encarga Miguel Moreno; el vestuario es de Fer Castello; el diseño sonoro de Rodrigo Castillo Filomarino, la producción ejecutiva de Erika Medina y Erick Saúl E. Es un trabajo general de Producción Escénica S.E.

La cría se presentará los sábados, a las 20:00 horas, del 4 de agosto al 27 de octubre, en la Sala B de La Teatrería.


Notas relacionadas

Nov 19, 2018
Lectura 5 min

Nov 16, 2018
Lectura 3 min

Nov 14, 2018
Lectura 3 min

Comentarios