Los animales cada vez juegan un papel más importante en la vida de las personas, incluso se ha creado el concepto ‘animal de soporte emocional’, es decir, aquellos que ayudan a sus dueños a superar algún trauma o miedo, por la seguridad y confianza que éstos brindan.

Las personas que tienen animales saben muy bien que la compañía de un perro o un gato puede contribuir a que se sientan mejor, diversos estudio médicos han demostrado que las mascotas pueden ayudar en casos de depresión, ansiedad, miedo y problemas de socialización.

Volar en avión representa un gran temor para muchas personas, es por este motivo que cada vez más aerolíneas del mundo permiten a sus pasajeros viajar junto a sus mascotas como apoyo emocional y así poder vencer el miedo a volar.

Para que un animal sea certificado como soporte emocional no requiere de un entrenamiento especial, como los perros para gente con discapacidad visual, sólo necesita ser entrenado de manera básica para que pueda viajar sin problemas en el avión con el resto de los pasajeros.

Por ejemplo, que obedezca las instrucciones de sus dueños, que no olisquee ni ladre a las demás personas o animales, y lo más importante es que sea sociable.

Si el perro, por ejemplo, es agresivo no podrá ser certificado como soporte emocional, pues al ladrar y gruñir sólo hará que la persona se sienta más estresada a bordo de un avión.

Relacionado: ¿TRATAS A TU MASCOTA COMO A UN HIJO? ESTAS SON LAS CONSECUENCIAS DE HUMANIZAR A LOS ANIMALES

La ley de Estados Unidos reconoce a los animales de soporte emocional, por lo que las personas puede certificar a sus mascotas como tales. Para la certificación es necesaria la carta de un especialista en salud mental que señale en qué manera el animal ayuda la persona con sus problemas emocionales.

En México, esta figura no es reconocida por la ley, sin embargo, distintas aerolíneas sí la contemplan en sus reglamentos. Tal es el caso de Volaris y Viva Aerobús.


“Los animales de apoyo emocional o psiquiátrico serán aceptados a bordo de la cabina sin cargo adicional, siempre y cuando presentes documentación de fecha reciente (máximo un año de la fecha de inicio del vuelo), de un profesional médico especializado en salud mental (por ejemplo un psiquiatra, psicólogo o el médico tratante del pasajero con discapacidad emocional, intelectual o psicosocial), indicando que la persona está bajo cuidado profesional y requiere del animal para viajar en el avión”, señala el reglamento de Volaris.

Además del certificado, es necesario presentar la vacuna antirrábica con una vigencia máxima de un año a partir de la fecha de aplicación y al menos 30 días de la fecha de vuelo.

Así como cartilla de desparasitación y certificado de sanidad expedido por un médico veterinario con fecha menor a cinco días a la fecha inicial del viaje.

La polémica

En Estados Unidos este tema ha generado todo un debate, principalmente, porque esto representa otro problema para los asistentes de vuelo y pasajeros alérgicos al pelo de animal.

Además que internet circulan certificados falsos para que cualquier persona pueda viajar con su mascota en la cabina de pasajeros.

Otros más señalan que algunas personas han encontrado en esta política la manera de evitar que sus mascotas viajen en el área de maletas o se pierdan en algún punto del proceso de documentación.