¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

MÚSICA

“Lo que menos nos preocupa en la dinastía es la fama”: Javier Bátiz

Fernando Franco

El maestro se presentará, junto con toda su familia, en un concierto en la CDMX, además de que ofrecerá una clínica en pleno Centro Histórico


May 11, 2019
Lectura 5 min
portada post

El maestro del rock , el llamado Brujo del rocanrol, Javier Bátiz, invadirá nuevamente la Ciudad de México, después de que se presentara en el festival Vive Latino, para realizar dos estridentes y lúdicas actividades: una clínica para todo aquel que este ávido de dejarse llevar por el sonido de las cuerdas y, de paso aprender algo, y un concierto que dará junto con su familia.

Reporte Índigo platicó con el guitarrista, quien confesó que su familia musical ha crecido, al punto de convertirse en una dinastía a la que poco a poco se van uniendo los más chicos, como su sobrino, mientras que su esposa y Baby, su hermana, siguen acompañándolo en lo que más le gusta hacer, tocar rocanrol.

“La gente es la que nos pide, yo no sabía que mis sobrinos cantaban y tocaban y pues ahora, siguiendo el paso de Los Rufinos, (cuarteto de padres e hijos) nos juntamos a cantar, a hacer música y a seguir trabajando en la dinastía”, confesó “El Brujo”.

En este ámbito, la familia se presentará el próximo 15 de junio en el Hendrix Bar, ubicado en avenida Cuitláhuac, número 3368, en la alcaldía de Azcapotzalco, en la CDMX, para llenar de música, riffs y cantos al público que los ha seguido durante décadas pero también a las nuevas generaciones.

“Espero que este sea el preámbulo de algo más, en familia. Por lo pronto sé que tenemos algo programado en nuestra tierra, Tijuana, la casa matriz. Yo aún vivo en esta ciudad y la casa donde se enseñó a tocar Carlos Santana, sigue en pie; aquella de donde salieron grandes músicos que formaron un negocio y se hicieron de fama”, dijo el maestro.

De la misma manera conminó al público a seguirlos en esta nueva aventura musical pues su sobrino presentará algunas canciones con ese “particular tono de voz que tiene”, y confesó que ellos siguen en la música no para conseguir fama sino para pasarla suave y dejar algo en quienes los escuchan.

“Lo que menos nos preocupa es la fama, nos preocupa que la gente vaya y nos escuche y sienta la música como nosotros la sentimos”, afirmó el popular guitarrista.

Sobre la clínica que impartirá el 17 de junio en la calle de Bolívar número 47, piso 1, en pleno Centro Histórico de la CDMX, el maestro consideró que es importante que antes de que deje los planos terrenales exista gente que aproveche sus seis sentidos funcionando y aprenda algo de lo que tiene que enseñarles.

“Cuando yo no esté, la manera que tengo de tocar, el sonido, las escalas, las armonías, tienen que perdurar en las nuevas generaciones, para que no se muera la música conmigo. Considero que la mayoría de rocanroleros de la actualidad ya no se preocupan por tocar buenos solos o buenas armonías de rock, porque ahora están volteando más al bossa nova, a los boleros y ya no predomina el rocanrol; mientras tenga la oportunidad de compartir con alguien mis liricas, lo seguiré haciendo”, aseveró Bátiz.

Tras 62 años de estar tocando, el maestro Bátiz confesó que el Vive Latino no ha sido su único “festival masivo” pues en 1967 tocó en un festival multitudinario en la CDMX, algo que nunca se había visto y que se realizó en la Alameda, “me ha tocado ir abriendo y abriendo las puertas para que muchas cosas se puedan realizar, como el Festival Vive Latino cuya organización es sumamente profesional”.

PLANES A FUTURO

Javier Bátiz no piensa dejar la música y aseguró que después de tantos años aún sigue descubriendo cosas, como la entrega del público transgeneracional, lo que lo hace más fuerte y con ganas de seguir adelante para tocar la guitarra y compartir con los chavos, que son los que se van a quedar a impulsar el rocanrol.

“Estoy haciendo un disco desde hace tres años, todo va cambiando y desde que Discos Denver me dio chance de grabar en 1994 no he parado de hacerlo hasta hace como tres o cuatro años que la disquera cambió en su estructura, dejándome en el aire con seis canciones ya terminadas. Para hacer un disco se necesitan mínimo 10 y yo quiero que sean 14. Estoy grabando ahora en Tijuana”, contó “El Brujo”.

“Yo comencé a grabar el 19 de noviembre de 1959, en acetato, no vinil, cuando les salían pelusas a los surcos cada que los tocabas, hasta hoy, que las redes sociales, o el streaming aparecieron y que afortunadamente me han beneficiado en el sentido de que mi música llega a nuevas generaciones; en YouTube se cuentan por miles las reproducciones de mis videos, eso tiene mucho que ver en que yo haya tocado en ese gran evento (Vive Latino) porque los chavitos me traen en su teléfono y me piden”, contó el maestro.

La exclusiva

Para finalizar, el cuasi mítico guitarrista contó que grabará un tema con la cantante Mon Laferte, una “señora de la música, con un talento insuperable e inigualable; me ha invitado y yo con un gusto compartiré talento con ella en este ámbito de la música, la nueva música clásica que se escuchará dentro de 100 años y que se va a descubrir en cápsulas de tiempo”.

TE RECOMENDAMOS LEER: En movimiento; realizarán Encuentro Iberoamericano de Mujeres en la Industria Musical


Notas relacionadas

May 20, 2019
Lectura 5 min

MÚSICA

El rock femenino llegó para quedarse

Hidalgo Neira


May 20, 2019 Lectura 5 min

May 16, 2019
Lectura 2 min

MúSICA

Francisco, el Hombre llega a Facebook Live

Fernando Franco


May 16, 2019 Lectura 2 min

May 11, 2019
Lectura 5 min

Comentarios