El cine designado como film noir o cine negro se desarrolla en torno a crímenes pero más que estar determinado por ello, lo principal es que son películas muy estilizadas y oscuras. En francés film noir significa cine negro o cine de la noche.

Cuando los filmes aún eran en blanco y negro, de 1940 a 1955, en Estos Unidos el cine negro clásico vivió su época de esplendor. Películas llenas de sombras, misterio y humo de cigarros se popularizaron con títulos como: El halcón maltés, La dama de Shanghái y La jungla de asfalto.

Se habla de él como un género prestigioso que se debe tratar con respeto y elegancia. Según el crítico estadounidense Roger Ebert, las películas negras nunca te harán creer que tendrán un final feliz. Se desarrollan en escenarios nocturnos donde hay sombras, callejones e historias por contar.

Recomendado: Blanco y negro: El arte perdido

Las mujeres del cine negro son seductoras, la clásica femme fatal. Ebert señala que llevan escotes largos, rímel y labial. Se arreglan constantemente y usan vestidos cortos con tacones altos. Pero, sobretodo, las mujeres siempre están dispuestas tanto a matar como a amar. Los hombres son también elegantes: llevan traje y corbata así como sombreros de ala, y se mueven por hoteles en decadencia.

La característica iluminación emplea la técnica de claroscuro. Ebert dice: son películas filmadas en blanco y negro o que te hacen sentir que lo fueron. En épocas recientes se siguen produciendo películas de cine negro, algunas de las más exitosas han sido Sin City, Pulp Fiction e Inland Empire.

Recomendado: Cuando la vida es cine

En su esencia el cine negro proyecta fatalidad, violencia, miedo, traición y trágicos crímenes. El cineasta Paul Shrader, ha dicho que el cine negro no es un género puesto que no se define por su contexto o conflictos sino por el tono y la ambientación oscura y criminal.