¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

ROCK

Link Wray; el eslabón perdido y distorsionado del rock

Indigo Staff

Si hay un hombre al que el rock le debe mucho y su nombre es poco conocido… ese es sin duda Link Wray y su guitarra llena de distorsión


Nov 5, 2017
Lectura 4 min
portada post

Un rugido sale disparado directo a los odios de público, es un sonido que genera miedo y excitación al mismo tiempo… no se trata de un animal salvaje, sino del estruendo creado en la década de los 50 por el guitarrista Link Wray; el eslabón perdido y distorsionado del rock.

La distorsión es uno de los recursos más explotado por los músicos de rock y metal; sin embargo, para los años 50 este sonido fue uno de los más vanguardistas. Sin planteárselo, la guitarra de Wray inspiró a más de uno de los grandes artistas que aparecerían en las décadas siguientes.

Pese a haber nacido en la misma década que el rock, el nacido en Carolina Norte nunca gozó de la popularidad y las mieles del éxito como algunos de sus contemporáneos, quizá porque todo artista de vanguardia es incomprendido en su momento, por adelantarse en el tiempo.

Sin embargo, artistas cargados hacia un rock mucho más crudo, como el guitarrista de The Who Pete Townshend, el padrino del punk Iggy Pop, así como guitarristas mucho más limpios como Jimmy Page y Neil Young lo reconocieron como una de sus máximas influencias.

Rumble fue la canción que inmortalizó en 1958 a Link Wray en el firmamento de los grandes guitarristas de rock, se trata de una pieza 100 por ciento instrumental, la cual pasó a la historia por usar la técnica overdrive, es decir, distorsión de la guitarra eléctrica.

El guitarrista de Led Zeppelin habló de la fuerza de la canción con The Edge de U2 y Jack White de los White Stripes en el documental ‘It Might Get Loud’

“Él es el rey, si no hubiera sido por Link Wray, nunca hubiera elegido una guitarra”, dijo hace años el guitarrista de The Who a la revista Rolling Stone. Artistas como Jeff Beck, Duff McKagan, Jimi Hendrix, Marc Bolan y Bob Dylan también lo llegaron a citarlo como influencia.

La canción es simple pero poderosa, utiliza sólo un par de acordes básicos, los cuales son ahora conocidos en el mundo del rock como power chords’, y un solo de guitarra veloz, que dotan a este pieza una sensación de salvajismo en estado puro.

El talento de Wray era en sí limitado, le costaba seguir el paso a los demás, así lo confesó él mismo, por lo que comenzó a inventar sus propios sonidos; hizo un par de agujeros en su amplificador y ejecutó los acordes en diferente tono; oficialmente había nacido la distorsión.

La fuerza de la canción fue tal que las autoridades prohibieron la canción en Nueva York y Boston por miedo a que incitará a la violencias a las “pandillas” adolescente; el sonido era simplemente avasallador para alguien que se había criado en una granja avícola.

Wray nunca fue un rockstar; de hecho, los mejores años de su carrera fueron los últimos antes de morir el 5 de noviembre de 2005, pues los músicos que lo tomaron de inspiración se encargaron de colocar al guitarrista en el lugar que le correspondía.

El cine también popularizó su obra, principalmente Quentin Tarantino en la cinta ‘Pulp Fiction’, durante la cena de Vincent Vega y Mia Wallace; cuando ambos personajes hablan sobre los silencios incómodos.

En 1964, la banda británica The Kinks lanzó la canción You Really Got Me, en la cual los músicos rasgaron con una botella rota el amplificador de la guitarra, por lo que algunos especialistas los consideran los padrinos de la distorsión; sin embargo, un chico de Carolina del Norte ya lo había hecho seis años antes.


Notas relacionadas

Jul 13, 2019
Lectura 4 min

May 5, 2019
Lectura 5 min

Comentarios