¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

Like Mike: la película infantil que parodia el liderazgo tóxico de Michael Jordan y la fama

Carlos Ramírez

Querido, cinéfilo: las opiniones vertidas en La Cinemágora no representan la perspectiva del medio. Esta crítica de ‘Like Mike’ NO CONTIENE SPOILERS


May 22, 2020
Lectura 3 min
portada post

Hace tiempo, y con el cumpleaños número 50 de Michael Jordan en puerta, el escritor senior de ESPN Wright Thompson describió el liderazgo tóxico del basquetbolista, quien desató una fascinante inspiración en los niños y que está materializada en la cinta Like Mike.

Thompson compartió un buen tiempo con Jordan, fuera de la luz. En la oscuridad, el periodista no acotó ninguna impresión y compartió que el ego del exlíder de los Chicago Bulls podría compararse en tamaño al Sol.

En Like Mike no sólo se retoma el lema Sé como Mike, que inspiró a muchos, sino que se parodia para el público infantil el lado arrogante y el liderazgo tóxico de los atletas como MJ.

Parodia a un lado oscuro

Calvin, un niño huérfano, encuentra los tenis de la infancia de Michael Jordan y cada que los usa juega como MJ. Sencilla y mágica, en Like Mike, Calvin cumple su sueño de jugar profesionalmente en la NBA.

Pero cuando conoce a su ídolo, Tracy Reynolds, pronto entiende que los atletas no son tan amables como lo aparentan ante las cámaras y el público. Estos lidian con la fama y sus problemas personales además de prepararse físicamente para el juego. Muchos de ellos son líderes tóxicos.

De hecho, Reynolds trata al pequeño como basura. Aunque Calvin se esfuerza por ser más que un compañero de equipo, la estrella quema todos los intentos del niño con actitudes arrogantes.

Ese lado es tan oscuro porque Tracy Reynolds vive distanciado emocionalmente de su padre. Su frustración aumenta por la mala racha del equipo en el que juega, los Knights.

A Jordan le sucedió algo similar con la muerte de su padre. Abandonó el basquetbol y cuando volvió mostraba agresividad con sus compañeros durante los entrenamientos. Sus compañeros estaban aliviados cuando él se retiró, puesto que su liderazgo tóxico los intimidaba. Nadie creería que este fuese Michael. Antipático, furioso, sediento por llegar a la cima.

Aunque la película Like Mike es un homenaje a MJ también reprueba sutilmente este tipo de actitudes en los atletas. Y envía un mensaje poderoso a los niños sobre la fama.

Por otro lado, Calvin vive lo que todo niño de aquella época soñaba: ser como Michael Jordan. En la película dirigida por John Schultz (Drive me crazy, 1999) la fantasía es demasiada y tiene su origen en la inspiración que MJ provocaba en la niñez.

Alcanzar la cúspide del basquetbol era un sueño que todos los niños veían al recostar su cabeza en la almohada y al despertar y tomar un balón.

Así, el efecto Jordan está presente a lo largo del largometraje infantil y fantástico. Desde que Calvin halla los tenis de MJ hasta que comienza la tonalidad mágica de la película y el viaje de un niño a través de la NBA y todo lo que ello conlleva.

También puedes leer: Crítica ‘Te atrapé’: ríe en cuarentena con una comedia basada en hechos reales


Notas relacionadas

Jun 5, 2020
Lectura 4 min

May 29, 2020
Lectura 4 min

May 28, 2020
Lectura 4 min

Comentarios