Jenny se encuentra en un resort de lujo todo incluido en la playa, y de pronto un chico amable se le acerca y la aborda en la barra del bar con vista al mar, él le pregunta sí le puede cambiar un billete de 100 dólares por pesos mexicanos, y ella accede, pero en menos de lo que se da cuenta, ha sido estafada, el billete que le entrega al final es de un dólar y no se percató por estar distraída.

Esta secuencia de inicio de la película mexicana Lecciones para canallas, ocurre en un escenario similar en la cinta Los tramposos (1990) protagonizada por John Cusack, Anjelica Huson y Annette Bening; este guiño lo reconoce el director Gustavo Moheno y confiesa que él se ha inspirado en distintos filmes para lograr esta producción que ya se encuentra en salas del país.

“La película no oculta sus referencias al género, de hecho sigue casi al pie de la letra, de este tipo de películas, desde pues El Golpe (1973) de George Roy Hill, con Paul Newman y Robert Redford, Luna de papel (1973) de Peter Bogdanovich con Ryan O’Neil, hasta otra película que fue una inspiración como Juego de emociones (1987) con Joe Mantegna, entonces está salpicada de referencias a este tipo de peliculas”, revela en llamada telefónica con Reporte Indigo.

Moheno recuerda que este tipo de cine él lo consumía desde su juventud, rentándolas en los clubes de video que existían en los 90, por eso este homenaje, y tropicalizarlo a México, donde claramente hay una cultura incómoda hacia la estafa, lo ilícito o el gusto por los negocios de dudosa procedencia.

“Son temas que nos atañen, y que vivimos cotidianamente desgraciadamente, porque en México no hemos logrado quitarnos este mal de la estafa, la corrupción y de la ‘tracala’, que si bien es un asunto que sucede en todo el mundo, en México tiene un lugar muy especial, por así decirlo”, expresa el cineasta.

El artista comenta que esta producción que tuvo un presupuesto aproximado de 32 millones de pesos, se hizo en el verano del 2019, y su primer corte quedó listo justo en marzo del 2020, entonces llegó el confinamiento, y la post-produccion general del largometraje se cerró por un año, pero a él no le molesta esto, él prefiere que Lecciones para canallas llegue ahora a salas, en un momento en el que el público está acudiendo de nuevo a cines.

“Creo que está cayendo a salas en un muy buen momento, porque ya la gente ha regresado a las salas e incluso ya hay hasta taquillazos, y para mi es muy importante que se estrene en salas, uno piensa o planea las películas para verlas en pantalla grande”, platica.

La trama de Lecciones para canallas sigue la vida de Jenny, una mujer joven que desea conocer a su padre y viaja a la Ciudad de México, ahí lo encuentra y se da cuenta que él es apodado Barry “El sucio”, un hombre que vive de las estafas, apuestas y vive al día, los dos se reconcilian y empiezan a hacer mancuerna en estos negocios ilícitos, todo desde el ámbito de la comedia.

Temporada de cine mexicano

Moheno platica que el calendario para que el cine mexicano llegue a salas, es en definitiva posterior al verano, ya que pasaron los grandes éxitos de Hollywood y dejaron de acaparar el mercado, y él observa que además de su película, llegarán muchas más para el resto del 2022.

“Ahorita se vienen como en fila, cada semana va a haber un estreno de cine mexicano, habrá muchas opciones, llega Soy tu fan, basada en la serie tan exitosa, llega una película de terror de Isaac Ezban que es Mal de ojo, una comedia gay que es Háblame de ti, más delante una comedia familiar, Poderoso Victoria que es con Damián Alzacar, y es sobre un tren, en fin viene mucha variedad”, dice el director de cine.