En China, la homosexualidad fue desclasificada como un desorden mental en 2001.

Un hombre gay en China demandó a un hospital psiquiátrico, alegando que los empleados lo contuvieron, medicaron y golpearon en un intento de “curarlo” de su homosexualidad, de acuerdo con medios locales.

El individuo dijo que en octubre pasado fue llevado a la fuerza a un hospital público en la provincia de Henan por su esposa y otros familiares, luego de descubrir que era gay.

Aunque solicitó ser dado de alta, el hospital lo diagnosticó con un “desorden de preferencia sexual” que necesitaba tratamiento, reportó China News Service.

Por las siguientes dos semanas, dijo, fue medicado regularmente y, en algunos casos, golpeado. Agregó que fue liberado solo después de que un amigo reportó el caso a la policía.

“El tratamiento forzado del hospital restringió mi libertad y dañó mi reputación severamente”, dijo, según los medios que lo citaron. El hombre indicó que ahora se muda de ciudad en ciudad “como un fugitivo”, ya que tiene miedo de ser secuestrado otra vez.
 
Caso inspirador
 
El hombre decidió demandar a la institución psiquiátrica luego de escuchar el mes pasado que una Corte en Beijing había ordenado a otra clínica pagar una compensación a un hombre gay en 2014 por haberle administrado choques eléctricos, en un intento por volverlo heterosexual. Ese hombre, Yang Teng, dijo que se sometió a la terapia voluntariamente debido a la presión de sus padres a casarse.

En dicho caso, la Corte de Beijing falló que no hay necesidad de administrar choques eléctricos porque la homosexualidad no requiere tratamiento, y le otorgó 3 mil 500 yuanes (530 dólares) a Yang como compensación por el costo del tratamiento, dijo su abogado.

China legalizó la homosexualidad en 1997 y la desclasificó como un desorden mental en 2001.