El actor Ricardo Abarca, quien protagoniza El repatriado, que estrena su primera temporada, platica del proceso creativo de su personaje y explica que toda la serie se hizo en México.

El sueño americano perseguido por millones de latinoamericanos no siempre tiene un final feliz. Las consecuencias para aquellos que se atrevieron a intentarlo, a veces, llegaron con el tiempo. Muchos niños fueron llevados por sus padres a Estados Unidos; sin embargo, de jóvenes o adultos han sido deportados a su país de origen, totalmente desprotegidos por cualquier Ley, pero con la esperanza de volver al lugar donde crecieron.

Estos jóvenes, denominados dreamers, no sólo anhelan regresar a Estados Unidos, porque allá está su familia, sino porque también se encuentran rodeados por una cultura que conocen poco y con la que no conectan; por ejemplo, muchos de ellos nunca aprendieron a hablar español.

Ahora, Star+ presenta El repatriado, una serie que refleja la vida de Leonel Reina (Ricardo Abarca), quien es mexicano, pero creció en Estados Unidos y es deportado a su país de origen siendo adulto.

La historia particular de Reina es que es boxeador y desea seguir forjando este camino deportivo, aunque no habla español y sin importar que está en México; pese a que la serie aborda un tema serio, es desde la comedia que busca dar un mensaje positivo.

“Queremos que la gente se identifique, que cualquiera que haya pasado por una situación parecida o esté ahí entienda que existen las segundas oportunidades, no importa donde estén, que confíen en el talento y don que tienen para explotarlo donde estén, sea Estados Unidos o México. Es hacer que, a través de la comedia, pasen por diversión, pasión y adrenalina”
Ricardo AbarcaActor

El actor de Morelia, Michoacán, cuenta que estuvo viviendo tres años en Estados Unidos y conoció a varias personas que pasaron por situaciones similares a los dreamers, así fue construyendo el personaje que interpreta, a través de las experiencias de otros latinos que se enfrentan a este choque sociocultural.

“Trabajé con un cuate, el buen Max, y me contó su historia de cómo se cruzó y toda la aventura que vivió, incluso, sintió que se iba a morir, casi lo agarran, lo persiguieron los perros entrenados de la migra. En Estados Unidos ya tiene una vida normal, pero un día se pasó un alto y lo agarró la policía y le pusieron una advertencia para ir ante el juez, no fue y está prófugo (…). Todo eso me sirvió para transmitírselo a Leonel”, explica Abarca.

El repatriado cuenta con una primera temporada de 10 episodios, que ya están disponibles en Star+. Por lo que Abarca espera que sea del gusto del público para que puedan volver y hacer más capítulos a futuro.

El repatriado, Todo hecho en México

A diferencia de otras producciones con inversión estadounidense o que se producen por compañías transnacionales, El repatriado se hizo completamente en México, por lo que sus escenarios son verídicos; el actor Ricardo Abarca, incluso, cree que sí hay un reflejo de la realidad en esta ficción.

“Leonel cae en un lugar complicado, en donde existe corrupción, se ven a los mafiosos que están haciendo sus mañas, pero también está el lado bueno, el de la amistad y el mexicano cálido, buena onda, que quiere ayudar, tratamos de reflejar de todo un poco”, explica.

Entre las locaciones que se tuvieron está la Arena México y otros lugares icónicos de la capital, además de que Abarca comenta que se fueron al Estado de México para simular que se encontraban en Estados Unidos.

La primera temporada de El repatriado cuenta con 10 episodios, que ya están disponibles en Star+

“Toda la serie se hizo en Ciudad de México, incluso, falseamos en Santa Fe, que estamos en Estados Unidos, y nos fuimos hasta Toluca, en un fraccionamiento bien bonito de casitas, ahí pusieron los buzones de correo estadounidense y banderas americanas, bueno, Gringolandia en México, tal cual”, platica el actor en videollamada.

Te puede interesar: ‘Andor’, la nueva serie de ‘Star Wars’, ya tiene calificación y las primeras críticas