¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Salud

La realidad del síndrome de Asperger

José Pablo Espíndola

El estudiante de la preparatoria del Tec de Monterrey que presuntamente se suicidó padecía extraoficialmente de este trastorno del desarrollo que, aunado al bullying, pudo desencadenar este trágico suceso. Expertos hablan sobre el tema


Sep 12, 2018
Lectura 6 min
portada post

“Jakob H”, estudiante de la preparatoria del Instituto Tecnológico de Monterrey presuntamente se suicidó el lunes pasado.

De acuerdo con información extraoficial, el joven de 18 años era víctima de bullying. Una compañera asegura que desde hace un año se rumoró que se le había detectado el Síndrome de Asperger, lo cual lo volvió más apartado de todos.

Sin embargo, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León no ha confirmado los hechos, pero señala que en cuanto concluyan las pruebas científicas serán proporcionados los datos.

Pero, ¿qué es el Síndrome de Asperger? El doctor Hugo Sánchez Castillo, profesor de la Facultad de Psicología de la UNAM, explica que este trastorno del desarrollo forma parte de lo que se conoce como uno de los síndromes del espectro autista, lo cual significa que es básicamente un autismo, pero menos severo.

“Se cree que tiene un origen genético, por ejemplo, los gemelos presentan una alta prevalencia, es más probable en hombres que en mujeres, tanto en adultos como en niños y se ha encontrado que puede ser multicausal”, indica el psicólogo.

Aunque el Síndrome de Asperger forma parte del espectro autista, es un padecimiento mucho menos severo, además los pacientes presentan una mejor sociabilización

“Podemos identificarlo muy fácilmente, los pacientes pueden presentar algún tipo de conducta repetitiva, tienen problemas de sociabilización, problemas de aislamiento, problemas en cuanto a seguir las normas en un grupo. Presentan también problemas de concentración y memoria, lo cual en muchas ocasiones, puede confundirse con déficit de atención e hiperactividad, por lo que hay que tener mucho cuidado en la identificación de estos pacientes de forma general”, sentencia Sánchez Castillo.

Para poder atenderlos, primero es necesaria una correcta identificación del Síndrome, es muy importante no confundirlo con ansiedad o depresión infantil.

“Un sólo signo, un sólo síntoma no es igual a autismo, por ejemplo, muchos papás se preocupan porque dicen ‘mi hijo tiene retrasado el lenguaje, tal vez es autista”. No, claro que no, muchas veces el retraso del lenguaje puede ser uno de los síntomas del autismo; sin embargo, no significa que sea autista. Hay que recordar que tiene que venir acompañado de una conducta antisocial, con un problema de atención, de concentración, con conductas repetitivas”, aclara el experto.

Entonces, argumenta Sánchez Castillo, el conjunto de signos y síntomas permite a los expertos de la salud un correcto diagnóstico del padecimiento, por eso es necesaria una evaluación global del infante para no caer en diagnóstico erróneos.

Una vez que es identificado, las formas de tratamiento varían respecto con la severidad del paciente, hay algunos que con el fármaco que se utiliza para el déficit de atención pueden verse mejorados. Otros, incluso, con terapias alternativas como yoga pueden mejorar de manera significativa, todo depende de la severidad, del cuadro diagnóstico.

¿Son personas agresivas?

Sánchez Castillo dice que cuando se habla de autismo declarado, los pacientes pueden tener problemas de sociabilización muy importantes, pero cuando es Síndrome de Asperger tienen una mejor sociabilización, mejor comportamiento social, “claro que puede haber agresiones, pero hay que recordar que pueden ser condiciones que el contexto ya las esté marcando”.

De no atenderse adecuadamente, el sujeto podría presentar un poco de retraimiento social que desencadenaría bullying. También podría tener algunos problemas en ciertas áreas de aprovechamiento estudiantil; sin embargo, enfatiza el experto, no hay nada que con atención de parte de los padres no pueda ser solucionado.

“Ante el bullying, puede ser que sean mas retraídos, depende de la personalidad del paciente, pero de manera general son más retraídos que agresivos”, aclara el especialista.

Si el padecimiento está declarado y perfectamente diagnosticado, es un Síndrome que los va a acompañar toda la vida, que se puede controlar, el paciente puede aprender a mejorar su calidad de vida.

Aunque el Síndrome de Asperger forma parte del espectro autista, es un padecimiento mucho menos severo, además los pacientes presentan una mejor sociabilización

- Hugo Sánchez Castillo

Psicólogo

También aclara que con el autismo sí se tienen problemas de adaptación importantes, necesitan atención especializada. “Desgraciadamente en México, lo estamos detectando durante la primera infancia, no podemos detectarlo antes, estamos hablando entre los 6 y 8 años, y es lo más temprano que se ha realizado la detección”, indica el experto.

Una tarea pendiente en México

Para Gabriela Cámara, presidente honoraria y fundadora de Voz Pro Salud Mental Ciudad de México (VPSM CDMX), en México sí se ha vivido un cambio, la gente ya se habla más sobre la salud mental, del estigma, de que el cerebro también se enferma. “Realmente sí ha habido un cambio, pero estamos lejísimos de que podamos decir que somos una sociedad incluyente en la que logramos detectar a tiempo el comienzo de un trastorno mental”.

Desgraciadamente todavía existe la creencia de que las personas que padece algún trastorno mental son capaces de curarse por ellas mismas, que sólo es una cuestión de carácter

Las estadísticas en México muestran que un buen diagnóstico de depresión puede tardar hasta 30 años, mientras que uno de trastorno bipolar puede tardar hasta 8 años. Esos datos muestran lo rezagado que está el país en estos temas.

“Tenemos casos de chicos que nos cuentan que si les dicen a sus amigos que están consumiendo drogas pues lo toman como buena onda, pero si les dicen que están yendo al psiquiatra o tomando una pastilla psiquiátrica, hasta se asustan y dicen ‘tú si estás grueso. Sigue ese estigma entre nosotros”, narra la fundadora de VPSM CDMX.

Cámara asegura que en México más de 16 por ciento de la población padece alguna enfermedad o trastorno mental por lo que todavía hay mucho trabajo por hacer.

Busca ayuda

>Asperger México A.C.

Teléfono: + 52 (55) 5203-9465. WhatsApp: + 52 1 (55) 3960 1430.

>Voz Pro Salud Mental

(55) 1997 5040 y 41

>Instituto Nacional de Psiquiatría (INPRFM):

56552811, 41605000

>Call Center UNAM:

56222288

>Clínica Mexicana de Autismo

Teléfono: 5611-8541 // 5615-0615


Notas relacionadas

Sep 19, 2018
Lectura 2 min

doPlay

Sep 14, 2018

Sep 13, 2018
Lectura 2 min

Comentarios