¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

La película de Marvel que jamás debió estrenarse: Los nuevos mutantes

Carlos Ramírez

Querido, lector: mi opinión vertida en La Cinemágora no representa la perspectiva del medio. La crítica de Los nuevos mutantes NO TIENE SPOILERS


Sep 4, 2020
Lectura 5 min
portada post

La estrategia de los estudios Fox, en conjunto con Marvel, era estrenar Los nuevos mutantes (New Mutants) el 13 de abril de 2018. Los contratiempos resultaron en un largo retraso que pospuso su estreno hasta el 22 de febrero de 2019. Los ejecutivos acordaron la fecha para que no compitiese contra otra de sus producciones, Deadpool 2.

Sin embargo, las querellas entre los ejecutivos y los creativos cada vez eran más evidentes. Además, las versiones de prueba eran, casi siempre, un fracaso. Por lo que se decidió posponer el estreno hasta el 2 de agosto de 2019. Los directivos tampoco deseaban que compitiese en taquilla contra otra de sus producciones, Dark Phoenix que a la postre sería, sí, un fracaso.

Aunque se decía que la tercera era la vencida, el estreno fijado para el 3 de abril de 2020 tampoco se llevó a cabo. Con la pandemia de coronavirus, Disney, que recién había adquirido los estudios Fox, decidió posponer hasta por cuarta ocasión el estreno de Los nuevos mutantes para el 28 de agosto y en salas mexicanas para este 3 de septiembre.

¿DE QUÉ VA?:

Cinco jóvenes mutantes, descubren sus habilidades mientras están recluidos en una instalación secreta en contra de su voluntad, luchan por escapar de sus pecados pasados y salvarse a sí mismos.

LO BUENO: UNA ESTÉTICA DE TERROR

Aunque el protagonismo de la actuación de Anya Taylor-Joy es apabullante, la estética de terror de Los nuevos mutantes es lo que predomina, y se puede rescatar, en toda la cinta. Todo ello basado en una mis películas favoritas de terror: Pesadilla en la calle del infierno 3, los guerreros del sueño.

En aquella cinta ochentera, dirigida por Chuck Russell, un grupo de adolescentes estaba recluido en un sanatorio donde luchaban por su libertad física y mental. En Los nuevos mutantes sucede algo similar que me hace sospechar que el director Josh Boone se basó en dicha película.

Los nuevos mutantes toma elementos estéticos del terror clásico y ochentero como la música in crescendo en momentos de tensión y las típicas voces demoniacas que persiguen a un grupo de jóvenes.

Con elementos sexuales, la cinta de Marvel, increíblemente, llega a sentirse por momentos como un slasher. Además de que toma el discurso de las terapias de conversión como un elemento a su favor para imprimir terror.

LO MALO: POTENCIAL DESPERDICIADO

No me malentiendan, Los nuevos mutantes no es una película horrible. Tampoco me arrepiento de verla. Pero al terminar de mirarla sí me di cuenta que se trata de un filme del cual se desperdició demasiado potencial en muchos de sus elementos.

Desde la historia, el guion escrito por el mismo director Josh Boone (Bajo la misma estrella, 2014) es realmente deficiente. Ello se percibe en el hilo conductor y la dirección a la que apunta toda la película. No es sorprendente que el espectador se pregunte hacia donde avanza la cinta, ya que la premisa es difusa.

La trama, incluso, causa que las pocas virtudes de Los nuevos mutantes se derrumben. Y es que la historia está contada desde la perspectiva de la joven Dani Moonstar (Blu Hunt); pero, conforme los minutos avanzan la narrativa la desenfoca para centrarse en los demás mutantes. Esto provoca una confusión evidente y una desatención a los detalles de los personajes.

De hecho, por la forma en la que está contada la película, es muy probable que el cineasta Josh Boone haya elaborado una trama en la que buscaba que el público empatizara con todos los personajes. Sin embargo, realiza una suerte de tratamiento rápido a la historia de cada uno de ellos.

Sin profundizar en sus motivaciones, miedos y poderes, Josh Boone decidió jugar con cada uno de los mutantes de tal forma que el espectador no recibiera una larga historia de cada uno de los personajes, sino un repaso rápido a través de escenas puntuales.

Lo anterior ya había sucedido en la abucheada Escuadrón Suicida (David Ayer, 2016), sólo que en aquel caso se presentaba a los personajes bajo una especie de mezcla de canciones que resultó frustrante para el público.

La poca empatía de los personajes radica en las actuaciones de los actores y actrices, quienes tampoco hallan gran reto dentro del guion lo que pudo haber sido aprovechado con una propuesta mucho mejor.

Pese a que son mencionados en contadas ocasiones, los X-Men no tienen ninguna influencia en particular. Se habla de que fueron héroes, pero no se nota alguna alusión visual a ellos, ni siquiera una buena referencia como suele ocurrir en las películas de Marvel.

Elementos como la banda sonora, o la fotografía de Peter Deming, no destacan en ninguna manera y quedan por debajo de la media en una cinta de terror que pudo haber sobresalido en ambos apartados.

Pero son las escenas sin sentido las que más dañan al filme. Como mencioné al principio, la trama no conlleva a alguna dirección en específico y ello también se nota en la elaboración de las secuencias. No existe vínculo entre cada una de ellas y se intuye que cada una fue realizada por separado.

De esa manera, Los nuevos mutantes se siente como una aglomeración de escenas que fueron unidas a la fuerza con una historia sin dirección. Por esa razón, y por el potencial desperdiciado, es la película de Marvel que jamás debió estrenarse.

*Recomendación: 2.5 estrellas de 5. Una película con potencial desaprovechado.

*Plataforma: Estreno en cines

*¿Cuál es tu película favorita de los X-Men?

Te puede interesar: La nueva cinta de Scooby que es un sedante para niños y adultos


Notas relacionadas

Dic 16, 2020
Lectura 5 min

Dic 4, 2020
Lectura 4 min

Comentarios