El doctor Nate Samuels lleva a sus dos hijas adolescentes de viaje a Sudáfrica para que conozcan las tierras donde creció su ahora difunta madre; ellas, acostumbradas a la tecnología y a las bondades del mundo moderno, solo siguen a su padre, quien vive el duelo de su esposa que ha fallecido a causa del cáncer.

Al llegar a lo más recóndito de la sabana encuentran a Martin Battles, amigo de la familia y biólogo experto en la vida salvaje, quien los lleva a un tour fuera de las áreas públicas y ordinarias de los visitantes que llegan a los safaris.

Pero al entrar en esta área protegida y de conservacionistas, los Samuels y su amigo especialista son emboscados por un feroz león que está fuera de control y tiene una fuerza sobrenatural. Lo que era un viaje de diversión, termina siendo una pesadilla para todos.

Bajo esta premisa, el cineasta islandés Baltasar Kormákur dirige Bestia, una historia original de Jaime Primak Sullivan, convertida en guión por Ryan Engle y protagonizada por Idris Elba. La cinta ya se encuentra en cartelera mexicana, estrenándose una semana antes que en Estados Unidos.

Este largometraje, catalogado como un thriller de supervivencia, fue rodado en locaciones reales de Sudáfrica debido a que los realizadores querían tener el mayor dramatismo posible a cuadro, además de que en algunas escenas se habla la lengua venda.

“También usamos nombres reales de ciudades y ubicaciones. Queríamos asegurarnos de honrar la región en términos de casting, en términos de idioma y arquitectura del pueblo. Todo eso juega para asegurarnos de que seamos lo más fieles posible a la historia”, describe James Lopez, productor del filme, en las notas de producción de Bestia.

Pese a que no se utilizaron leones reales para la realización de la cinta, Kormákur admite que el gran reto fue generar las reacciones de los actores, por lo que utilizaron a un actor de riesgo que usaba un sombrero enorme para representar al “Rey de la selva”, así, tanto Elba como las actrices supieron a dónde voltear a ver cuándo se corriera la escena.

“Baltasar y yo hablamos del enorme león de Berbería, que está casi extinto, como referencia. Cuando esta cosa golpea el auto sientes que el auto se mueve. Este no es un león promedio; este león es enorme. Es como un auto golpeando a otro auto. Pasamos mucho tiempo dando a la audiencia una idea de la escala de este león y su poder. Además, es un depredador increíblemente inteligente y calculador”, comenta Elba.

Bestia tiene, además, la particularidad de que es una película con un reparto mayoritariamente afrodescendiente, sólo aparece un actor caucásico, Sharlto Copley, quien interpreta al biólogo Battles, lo que es un claro mensaje de Hollywood de que los largometrajes de acción también se dirigen a un público que históricamente ha pasado desapercibido como protagonista.

Para dejarlo en claro, Elba es un médico en esta historia, su personaje Samuels lo demuestra al salvar tanto a una de sus hijas como a su mejor amigo, quienes son lastimados por el felino salvaje, y él hace destreza de su conocimiento en medicina, curándolos y suturándolos con lo que tiene a la mano, mientras se resguardan y escapan del león.

“Hemos visto películas en las que el antagonista es una bestia o un animal y nuestros héroes son perseguidos, pero esta tiene una dinámica que fusiona una dinámica familiar en la que estamos involucrados junto con aspectos de suspenso. El viaje emocionante no se detiene.”, agrega el histrión.

De manera indirecta los realizadores también muestran en esta película cómo los leones se encuentran constantemente acechados por cazadores en la vida real, de acuerdo con cifras compartidas por la producción hace un siglo 200 mil ejemplares de este animal habitaban en la zona y ahora son menos de 20 mil; es decir, han desaparecido un 95 por ciento de toda África.

Te puede interesar: ‘Depredador: La Presa’ es ya la película más exitosa de las plataformas Star Plus y Hulu