Para 2020 se espera que aproximadamente el 29 por ciento de las personas trabajen desde otra parte que no sea una oficina

Las oficinas de hoy no son como las de hace un par de décadas. El espacio físico también está cambiando, los cubículos comienzan a desaparecer para dar lugar a entornos que se presten más a la colaboración entre los empleados. Empresas como Google, Facebook y Samsung —por nombrar algunas de las más prominentes— son el referente y ejemplo cuando de modernidad se trata.

Algunas de las tendencias más marcadas incluyen incorporar áreas verdes dentro de las oficinas, así como contar con lugares para la recreación de los empleados, desde salones de juego hasta bares en los que se alienta la convivencia entre estos, pues de ahí pueden surgir muy buenas ideas.

Algunas compañías (japonesas en su mayoría) han optado por incluir “salas de reposo” en sus instalaciones, habitaciones en las que se puede tomar una siesta antes de continuar con la jornada.

El espacio de trabajo está evolucionando y el popular blog PSFK, que además es una próspera consultoría con sede en Nueva York, ha lanzado un informe con su propia visión del futuro. 

Lo que hace más preciso a este reporte es que no hace profecías fantásticas o difíciles de creer, sino que más bien se planta firmemente en ideas que ya están en marcha.

Adiós a los escritorios 

¿Podrías realizar tus labores desde cualquier otro lugar que no sea tu oficina? ¿Tu compañía te dejaría hacerlo? La siguiente generación de trabajo ni siquiera necesita un escritorio.

En los últimos años se han publicado muchos estudios que muestran los beneficios de trabajar de manera remota. Uno de ellos fue realizado por la Universidad de Stanford, en donde se afirma que las personas que trabajan desde casa son más productivas que las que no. Otros más aseguran que incluso te puede hacer más feliz y –potencialmente– más creativo.

Esto ha dado como resultado que las empresas estén optando por construir oficinas diseñadas para empleados que laboran de forma remota, con mejores sistemas para facilitar la comunicación con los “teletrabajadores”: menos escritorios y menos espacio en general.

Esta tendencia no solo es buena para las personas, de paso ayuda al medio ambiente pues se puede traducir en menos viajes en coche a la oficina y en espacios más pequeños que a su vez utilizan menos recursos.

La empresa de tecnología y software Citrix realizó una encuesta a casi dos mil personajes influyentes en el tema de tecnología de la información de 19 países.

Los resultados muestran que la mayoría de ellos cree que para 2020 habrá siete escritorios por cada 10 trabajadores de oficina, lo que reflejará el creciente número de teletrabajadores. Esta cantidad será incluso menor en países más amigables con esta tendencia, como por ejemplo Estados Unidos, Reino Unido o Singapur, por mencionar algunos. 

Esto se traduce en que para ese año, aproximadamente 29 por ciento de las personas trabajarán desde otra parte que no sea una oficina, la mayoría desde casa, sitios donde estén realizando un proyecto o locales de sus clientes o socios.

En la actualidad, 24 por ciento de las compañías –en los países encuestados– han adoptado un estilo de trabajo móvil, pero para mediados de 2014 se disparará hasta 83 por ciento. La razón es que, según Citrix, “la tendencia se inclina hacia un menor número de empleados establecidos en oficinas que utilizarán múltiples dispositivos para acceder a datos, servicios y aplicaciones corporativas desde una variedad de lugares fuera de la oficina tradicional”.

Las predicciones

Según el reporte de la agencia PSFK, estas son cinco características que se podrán ver en los lugares de trabajo en un futuro muy cercano:

— Cultura de retroalimentación

Tal vez conozcas a alguien que estaba haciendo algo mal en su trabajo (y no lo sabía) y de repente fue despedido sin entender la causa. Para PSFK esta práctica está en peligro de extinción, pues lo que viene es una “cultura de retroalimentación”, donde cada empleado cuenta con su propio buzón de sugerencia en línea para que pueda corregir en tiempo real sus errores.

Además, la agencia creativa Zemoga predice que algún día los sentimientos de los trabajadores podrán ser capturados como los “Check Ins” de Foursquare, pero en vez de ser lugares, lo que capturarán es cómo te sientes.

— Telepresencia

Este es el tema en torno al cual gira casi cualquier reporte del futuro del trabajo en la actualidad. PSFK habla de los avances que tenemos al alcance –incluso en nuestros hogares– como sistemas de video conferencias en alta definición y robots con tecnología háptica (son los que pueden imitar las reacciones del cuerpo de quien lo controla de forma remota).

Este tipo de robots ya se encuentran funcionando, como por ejemplo el RP-VITA del que hablamos hace unas semanas que fue aprobado para navegar por los pasillos de los hospitales de Estados Unidos. 

— Oficinas saludables

Esto incluye estaciones de trabajo móviles que puedas llevar a cualquier lado, con sistemas de “ruido rosa” que bloqueen conversaciones de personas que se encuentran alrededor (innovación desarrollada por Autodesk). Algo no muy alejado de la realidad de muchas de las empresas de tecnología de la actualidad.

Además, PSFK resalta las “stand-up offices” (mobiliario para que puedas realizar tus labores de pie), los sistemas de ejercicios basados en la silla de oficina como “OfficeGym”, e incluso escritorios con caminadoras como ejemplos de lo que podrían tener las oficinas saludables en un futuro.

— El nuevo empleado del mes

¿A quién no le gusta tener cierta influencia en las redes sociales? Pero, ¿qué tanto te gustaría integrar esto a tu trabajo diario?

Esta consultoría cree que el siguiente paso es un sistema que esté constantemente visualizando y recolectando el rendimiento de los empleados, algo que permita que constantemente se califiquen entre sí de acuerdo a sus habilidades y contribuciones, lo que generará indicadores de su participación.

De hecho, algunas compañías ya lo están aplicando. Valve, una empresa de videojuegos, utiliza un sistema de clasificación de archivos para llevar un seguimiento de los niveles de habilidades, contribuciones y del valor total de sus trabajadores.

— Fácil comunicación

Las herramientas de comunicación social hacen posible la telecomunicación, por lo que es lógico que esta tendencia vaya a la alza. Aplicaciones como Google Docs y Dropbox se volverán cada vez más sofisticadas y populares.

En la actualidad ya existen herramientas (Shift) que permiten a los empleados colaborar no solo entre sus mismos compañeros, también con otras compañías. Y aunque hay apps que administran todas las otras utilidades con las que puedes sentir que tienes una oficina en tu teléfono (Hojoki), la tendencia es que aparezcan más espacios virtuales que lo hagan más fácil.

El futuro del trabajo
Conoce más del reporte

Casa = más productivo
Estudio de Stanford que lo demuestra

La oficina de tus sueños
Office Snapshots es un blog que se dedica a mostrar los mejores ejemplos de diseño de oficinas contemporáneas. Todos quisiéramos trabajar en un lugar así.