¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

SOCIEDAD

La nueva masculinidad

Fernanda Muñoz

En los años 60, el prototipo masculino era el del hombre que tenía un arma guardada en sus pantalones, galante y seductor, pero actualmente los valores y características son distintos. Expertos analizan dicha transformación y explican cómo se llegó a ella


Ene 30, 2019
Lectura 6 min
portada post

En una fiesta de pueblo, cuando varias parejas bailan al ritmo de la música, dos hombres de mediana edad se acercan a la misma mujer, ambos extienden su mano para pedirle que baile con alguno. La tensión se genera, uno de ellos decide actuar primero y descubre con su brazo la pistola que guardada en su pantalón. “Quédate con la huerca, si quieres”, le contesta el otro, deteniéndole la mano, mientras se aleja.

Lo anterior es la descripción de una escena de la película Los hermanos del Hierro, de los años 60, que refleja cómo debía ser el hombre en esa época: varonil, armado, seguro, galante y conquistador, entre otras características pero, medio siglo después, ¿cuál es el perfil masculino actual?

“Es el de un hombre comprometido de manera activa con el cambio, rompiendo con el modelo tradicional, construyendo nuevos valores y referentes de masculinidad positivos, tolerantes, respetuosos y equitativos”, comenta Ana Romero, coach empresarial para mujeres.

Por su parte, Rafael Montesinos, sociólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), asegura en su ensayo La masculinidad: la cultura y las tendencias genéricas en el México contemporáneo, que los últimos años están marcados por cambios tan dinámicos que, prácticamente, coexistimos en un mundo diferente al que vivieron las generaciones adultas de los años 60 y 70.

Y es que el comportamiento social nunca va a ser el mismo, el paso del tiempo va desvaneciendo los aprendizajes establecidos por la sociedad y los va transformando. La adaptabilidad es la moda que perdurará por siempre, comenta el investigador.

Salvador Mendiola, catedrático de sociología en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la UNAM, comenta que no existe una figura dominante de lo masculino, que nunca la ha habido; sin embargo, destaca que cada periodo histórico ha tenido un perfil varonil determinado.

Mientras en los años 60 el hombre tenía el deber de proteger a la mujer, en la actualidad la imagen que domina es la del millennial, alguien que, según el también periodista, es 40 por ciento femenino

40% de la personalidad de un millennial es femenina

A inicios del año, el actor británico Daniel Craig fue criticado por un presentador de televisión por usar un porta bebés en el pecho mientras paseaba por las calles de Nueva York. Diversos usuarios en redes sociales atacaron al anfitrión de Good Morning Britan, Piers Morgan, y felicitaron al protagonista de 007.

El escándalo que englobó al actor puso en la mirada social el nuevo perfil masculino: un personaje que no teme usar productos inicialmente sólo para mujeres, varones que le ayudan a su pareja cuando está trabajando o por alguna otra situación similar.

¿A qué se debe el cambio?

Para entender la transformación ideológica masculina es importan- te conocer también el desarrollo de la mujer.

Gerardo Estrada, doctor en sociología de la Facultad de Ciencias Sociales y Políticas de la UNAM, asegura que las mujeres cambiaron muy rápido, sobre todo, las jóvenes, ya que ahora son libres, autónomas y tienen todas las virtudes que en los años 60 no. Pero, destaca, que a los hombres les ha costado un poco más de trabajo vivir ese cambio.

“Si yo me comparara con mi padre, definitivamente sería mejor, ayudo a los quehaceres del hogar, divido actividades con mi mujer pero, igual, deberíamos preguntarle a ella cuál es su opinión”, comenta, entre bromas, el doctor.

Antes de los años 70, la presencia de las mujeres en las escuelas era escasa, independientemente del nivel, ya que el pensamiento de la mayoría de la gente de esa época era que las madres tenían que educar a sus hijas para que se convirtieran en amas de casa, una ideología que fue establecida en los menores de edad, haciendo que crecieran con esas normas.

Con el paso del tiempo, las nuevas formas de identidad femenina emergieron poco a poco en la sociedad, y conforme iban adquiriendo materialidad fueron transformando las ideas sociales. De acuerdo con Montesinos, las mujeres se emparejaron a nivel público y privado con los hombres, una acción que hizo cambiar las ideologías para ambos géneros.

El también periodista de la UNAM, Salvador Mendiola, dice, a Reporte Índigo, que hay muchas variantes del por qué han ido cambiando los comportamientos masculinos.

“Algunas feministas plantean que las dos Guerras Mundiales dañaron profundamente la imagen del varón. Katia Cyberman señaló que estos sucesos históricos volvieron a los hombres más afeminados, menos violentos”

- Salvador Mendiola

Catedrátido de la UNAM

Otra de las posibles razones del cambio, de acuerdo con los especialistas, fue que las mujeres decidieron levantarse y luchar por sus derechos, por una vida igual. Mendiola recalca que los comportamientos del hombre como la violencia hacia la mujer se detuvieron porque ahora existen leyes que las protegen.

“Las mujeres como feministas se volvieron políticas muy brillantes, fueron el único movimiento utópico del siglo XX que cambió la historia, realmente modificaron las leyes sobre aborto, matrimonio, y cambió la humanidad, actos que comunistas o los anarquistas nunca lograron. Ese es el gran triunfo del feminismo, que en la mayoría de los países del mundo hay igualdad de género”, agrega el también poeta.

Montesinos indica que aunque el varón ahora tiene que compartir el poder y en muchos casos hasta perderlo, en el fondo no acepta que las mujeres participen económicamente en el sustento familiar en igualdad de circunstancias, lo que revela la persistencia de una identidad masculina que corresponda al pasado.

El origen del machismo

María Isabel Jociles Rubio, del Departamento de Antropología Social de la Universidad Complutense de Madrid, plantea en su texto El estudio sobre las masculinidades, que la sociedad no cuenta con un ritual estructurado para señalar el grado de masculinidad que hay en un varón, sino que en lugar de eso, se determinó que, mientras que “la mujer es”, “el hombre se hace”. Es decir, que a este último se le desafía permanentemente con un “demuéstrame que eres macho” a través de diversas actividades como los deportes, en especial los de riesgo, las borracheras o ciertos juegos.

Los sociólogas sostienen que la actitud varonil, y de igual manera la femenina, va a seguir cambiando con forme pase el tiempo, adaptándose a los estándares sociales que se vayan implementando. Pero afirman que, sin duda, el nivel actual de “machos” que existen en el mundo está descendiendo, mientras que los actos en pro de los derechos de la mujer van en ascenso.


Notas relacionadas

Oct 31, 2019
Lectura 2 min

SOCIEDAD

Divorcios se disparan en 2018

Indigo Staff


Oct 31, 2019 Lectura 2 min

May 13, 2019
Lectura 6 min

SOCIEDAD

Las marcas de crecer en las calles

Fernanda Muñoz


May 13, 2019 Lectura 6 min

Feb 18, 2019
Lectura 7 min

SOCIEDAD

Propinas, el sustento social

Fernanda Muñoz


Feb 18, 2019 Lectura 7 min

Comentarios