¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

CRISISALIMENTARIA

La nueva dieta mundial

María Alesandra Pámanes

Los alimentos escasean cada vez más sobre la faz de la Tierra, lo que podría obligar a que la población mundial se convierta en vegetariana. No lo dicen los veganos a ultranza, sino la ciencia.  

La escasez de agua es el factor de mayor influencia de esta conclusión ya que tiene un efecto directo en la producción de alimentos en el campo.


Ago 28, 2012
Lectura 8 min
portada post

9000 millones de personas se estima que conformen a la población en el año 2050

"El omnivorismo en los humanos no constituye una determinación biológica para el consumo de ‘carne’”

- vegetarianismo.net

En su sitio web

"Vamos a necesitar una nueva receta para alimentar al mundo en el futuro"

- Anders Jägerskog

Editor del informe del SIWI

Los alimentos escasean cada vez más sobre la faz de la Tierra, lo que podría obligar a que la población mundial se convierta en vegetariana. No lo dicen los veganos a ultranza, sino la ciencia.  

La escasez de agua es el factor de mayor influencia de esta conclusión ya que tiene un efecto directo en la producción de alimentos en el campo.

De acuerdo al reporte de un estudio del Stockholm International Water Institute (SIWI), los seres humanos obtenemos –aproximadamente– el 20 por ciento de las proteínas de productos que son derivados de origen animal. Pero para poder alimentar a los 2 mil millones de seres humanos adicionales que vivirán en 2050, necesitamos reducir esta dependencia al 5 por ciento. Una medida drástica, pero urgente.  

“El efecto de la escasez del agua en la producción de alimentos significa que se necesitan pasos radicales para alimentar a la población que se espera que llegue a 9 mil millones para 2050”, dijo Malik Falkenmark del SIWI, en The Guardian.

Según las investigaciones de los principales científicos del agua, no hay otra salida en el horizonte: tendremos que cambiar casi por completo nuestra dieta a una vegetariana en los próximos 40 años si es que queremos evitar una catástrofe. Esta es la advertencia más severa que se ha hecho sobre los suministros mundiales de alimento.  

El urgente informe del SIWI se está discutiendo en Estocolmo, Suecia, en la Semana Mundial del Agua, un encuentro global organizado por este instituto en el que participan 120 países, 2 mil 500 políticos, organismos de la ONU, investigadores y otras organizaciones no gubernamentales.

Al ritmo de crecimiento poblacional proyectado para 2050, será insostenible mantener estas prácticas.

“Naciones Unidas predice que debemos incrementar la producción de comida en un 70 por ciento para 2050. Esto pondría presión adicional en nuestros recursos de agua que de por si ya están estresados, al tiempo en el que debemos colocar más agua para satisfacer la demanda global de energía –que se espera que se incremente un 60 por ciento en los próximos 30 años– y para la generación de electricidad que necesitan 1.3 mil millones de personas que actualmente no cuentan con ese servicio”, dice el informe. 

La crisis alimentaria que viene

Si te gustan las proteínas que obtienes de los animales, empieza a tomar medidas para poder utilizar equitativamente el agua disponible.

De hecho, la ONU y la Oxfam ya se preparan para lo que podría ser una segunda crisis alimentaria mundial en cinco años. Esto no se trata de la clásica amenaza que veíamos en las noticias sobre países de tercer mundo o de los menos desarrollados, una prueba es el incremento de casi el 50 por ciento en el precio  del maíz y trigo en los mercados internacionales desde junio pasado.

La alza de precios se debe a “las sequías severas en Estados Unidos y Rusia, y lluvias monzónicas en Asia. Más de 18 millones de personas ya se enfrentan a una grave escasez de alimentos en todo Sahel”, recoge The Guardian del informe.

Como era de esperarse, la amenaza y las consecuencias nos afectan a todos, pero son los países en desarrollo en los que cae el mayor impacto de este tipo de crisis.

La revista The Irrawaddy afirma que en India “la falta de lluvia monzónica también ha sido en parte culpable del peor apagón de la historia mundial, que redujo a la mitad el poder de la India el mes pasado. Los grandes agricultores estaban usando más potencia para bombear agua de los acuíferos profundos y poca electricidad se generó por proyectos hidroeléctricos”.

Mahinder Singh, agricultor que produce cañas de azúcar, dijo a la revista que “ahora, algunos de los cultivos están muy secos y dañados, incluso el ganado no se los come”.

Un reporte del International Water Management Institute (IWMI) dice que la mejor manera para proteger a los millones de agricultores en la África subsahariana y el Sur de Asia es la inversión en tecnología sencilla y pequeñas bombas de agua, contrario a la tendencia de desarrollar proyectos de irrigación costosos.

El director general del IWMI, el Dr. Colin Chartres, dice que “agricultores alrededor del mundo en desarrollo dependen cada vez más y se benefician a pequeña escala (su solución de tecnología simple) podría aumentar el rendimiento hasta un 300 por ciento y añadir decenas de miles de millones de dólares a los ingresos del hogar (en esos países)”.

Añadió en su plática en la Semana Mundial del Agua que “hemos visto una y otra vez lo que ocurre con los pobres del mundo –que en su mayoría dependen de la agricultura para su subsistencia y que sufren de escasez de agua– cuando están en la misericordia de nuestro frágil sistema mundial de alimentos”.

Uno de los segmentos del informe, titulado “Prestando más atención a la cadena de suministro, del campo al tenedor”, dice que “la urbanización y la creciente riqueza altera la demanda de alimentos hacia dietas de recursos más intensivos. La distancia geográfica entre los productores y los consumidores aumentan la necesidad de mejorar las operaciones post-cosecha”. Y que “hay un enorme desequilibrio y sinergias significativas en el nexo entre el agua y los alimentos”.

Además, la Oxfam alega que estos países dependen de las importaciones de alimentos y que la eminente subida de precios, “tendrá un impacto devastador” sobre ellos.

Algunas partes de América Latina, Medio Oriente y África del Norte son los focos rojos de este impacto.

Basta recordar que, en 2008, la escasez de alimentos provocó disturbios civiles en alrededor de 28 países en el mundo.

Anders Jägerskog, editor del informe, dice que “vamos a necesitar una nueva receta para alimentar al mundo en el futuro”.  

La Semana Mundial del Agua
Sitio oficial

El mundo tiene ‘sed’
El informe en PDF

Vegetarianos, más alimentados

Una de las soluciones que están pronosticando los expertos es llevar a cabo una dieta vegetariana.

Hemos llegado al extremo de adoptar este tipo de alimentación como estilo de vida para que aumente la cantidad de agua necesaria para producir más alimentos.

Los animales de los que nos alimentamos y que son ricos en proteína, consumen alrededor de cinco a 10 veces más agua, lo que contrasta considerablemente con una dieta vegetariana.

Además, de la tierra que se puede cultivar en el mundo, un tercio es aprovechado para la cultivación de los alimentos que consumen los animales.

Existen otras opciones al vegetarianismo que se traducen en “la eliminación de residuos y el aumento del comercio entre los países de excedente de alimentos y aquellos con déficit”.

Científicos señalan que dos mil millones de personas sufren malnutrición y 900 millones pasan hambre, esto a pesar de que la producción de alimentos per capita aumenta día con día. 

Creerás que convertirte en vegetariano es drástico, pero es una de las soluciones “sobre la mesa”, dadas las circunstancias a nivel mundial, tomando en cuenta que las medidas implementadas no son suficientes, ni determinantes.

El ser humano es omnívoro y se cree que es necesario se alimente de carne, a excepción de las personas que son vegetarianas o veganas por convicción. Pero el sitio vegetarianismo.net indica que “el omnivorismo en los humanos no constituye una determinación biológica para el consumo de ‘carne’, sino una posibilidad de elegir nuestra dieta”.

La Asociación Americana de Dietética (ADA, en inglés) publicó el estudio “ADA position: Vegetarian Diets” en 2009, en el que señala que si se lleva a cabo una dieta vegetariana adecuadamente planificada (sea vegana o vegetariana), sí puede proporcionar beneficios para nuestra salud, además de que podría fungir como tratamiento a algunas enfermedades. Este tipo de alimentación también puede ser adecuada tanto para embarazadas, como para niños y atletas.

Según un sondeo nacional en Estados Unidos, llevado a cabo en 2005, el 3 por ciento de los niños y adolescentes (entre 8 y 18 años) son vegetarianos y el 1 por ciento, veganos.

En 2006, una encuesta realizada a nivel nacional en ese país concluyó que 2.3 por ciento de la población adulta es vegetariana. Alrededor de 4.9 millones de personas en ese país no come carne, pescado o aves, y un 1.4 por ciento de la población adulta era vegana.

De ser una tendencia, a ser un estilo de vida, ahora la opción de una dieta vegetariana podría convertirse en una realidad para la población mundial. Se puede empezar con la combinación vegetariana algunos días de la semana, esto  significa salud para el cuerpo y equilibrio en el abastecimiento de alimentos a escala global, así como en el uso del agua como recurso. 

Dieta vegetariana
PDF de la ADA


Notas relacionadas

Jul 20, 2012
Lectura 6 min

CRISISALIMENTARIA

Naturaleza seca la economía

Alberto Morales


Jul 20, 2012 Lectura 6 min

Comentarios