¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

La nueva cinta de Scooby que es un sedante para niños y adultos

Carlos Ramírez

Querido, lector: mi opinión vertida en La Cinemágora no representa la perspectiva del medio. La crítica de ¡Scooby! NO TIENE SPOILERS


Ago 7, 2020
Lectura 5 min
portada post

El origen de Scooby Doo es interesante. En 1968, el asesinato de Robert F. Kennedy, hermano menor de John F. Kennedy, alteró el sentido de la serie animada que los estudios Hanna Barbera pretendían lanzar al mercado. Se trataba de una caricatura oscura y sombría; pero, el presidente en turno, Lyndon B. Johnson, creó la Comisión Nacional sobre Causas y Prevención de la Violencia que tiró el proyecto tras examinarlo.

Un año más tarde, los estudios ya habían modificado algunos aspectos de su obra y estrenaron el primer capítulo el 13 de septiembre. El éxito de la caricatura conllevó a posicionar su creación como una de las series más longevas con más de 17 temporadas.

51 años después, el productor de televisión Tony Cervone tomaría el proyecto, junto a la guionista Kelly Fremon Craig, de la primer película animada por computadora en 3D con los clásicos personajes de la franquicia.

¿DE QUÉ VA?:

Con cientos de casos resueltos y aventuras compartidas, Scooby y la pandilla se enfrentan al misterio más grande y desafiante de todos los tiempos: un complot para liberar al perro fantasma Cerberus en el mundo.

LO MALO: SU PROPUESTA Y SENTIDO

La película ¡Scooby! se siente tibia al malograr su intento de congraciarse con los fans acérrimos de la serie como con las nuevas generaciones. El reto de armonizar ambos objetivos resultó enorme para el director Tony Cervone y su guionista con poca experiencia Kelly Fremon Craig.

En ¡Scooby! existe una propuesta enmarañada. Ya que la historia rescata de la nostalgia a los personajes clásicos de los estudios Hanna Barbera, pero presenta una trama que se aleja demasiado del tono tradicional de la serie animada.

Pese a que lo fresco e innovador no sea necesariamente perjudicial para la historia, en la cinta animada de la pandilla resuelve misterios encontramos un trabajo que no apuesta por una meta, sino por muchas que terminan en un completo caos.

En primer lugar, la guionista Kelly Fremon Craig escudriña en los orígenes de la unión de la pandilla para darle sentido al largometraje. Esto tiene un matiz sumamente nostálgico que puede ser recibido con gracia por los fans más acérrimos.

Pero, sin temor a equivocarme, la película se vuelve confusa al alejarse de los nostálgico durante los primeros 15 minutos para convertirse en una cinta completamente distinta durante la hora y 20 minutos restantes.

Si bien el segundo nombre de Scooby provino de la canción Strangers in the Night -por el estribillo final de Frank Sinatra: Doobie doo– en esta nueva historia se pretende darle un origen divertido al famoso perro, es decir con una propuesta especialmente infantil.

En segundo, no hay que olvidar que lo infantil no tiene que ser, precisamente, estúpido. Comprobado está que obras como Toy Story (1995), El Gigante de hierro (1999), Kubo y la búsqueda samurái (2016), entre otras, han sido ampliamente entendidas y apreciadas por los menores de edad.

Pues bien, esto no sucede en ¡Scooby! El productor Tony Cervone prefiere una historia sencilla y plagada de chistes de pastelazo que no va acorde al tono terrorífico de la serie, sino que ahonda en lo fantástico.

La trama aniñada pareciera buena porque reúne a personajes como Capitán Cavernícola, Mandibulín, La Hormiga Atómica, Pulgoso y Gran Simio; no obstante, los conflictos planteados son débiles y terminan en un recurso denominado en el cine como Deus ex machina.

Por esa razón ¡Scooby! no aspira a construir secuencias, diálogos o personajes que trasciendan. Además, que el terror como estilo de la clásica serie se queda atrás. En conjunto, y con una trama que se alarga, la obra es un buen sedante para niños y adultos.

Por último, esta cinta animada pudiera indicarnos el rumbo del universo que Warner Bros. pretende crear con los personajes de los estudios Hanna Barbera. Aunque, también podría significar un accidente que mejore las siguientes películas.

LO BUENO: EL HOMENAJE

El sólo hecho de incluir a los personajes clásicos de los estudios Hanna Barbera ya es un homenaje y un sentimiento nostálgico para los espectadores más acérrimos que crecieron con Capitán Cavernícola, Mandibulín, La Hormiga Atómica, por ejemplo.

Esta añoranza se trabaja de buena manera en el plano animado. La composición colorida de ¡Scooby! así como del juego visual que realizan los animadores entre distintas escenas es atractivo.

*Recomendación: 2 estrellas de 5. Una película animada más del montón, que pasará desapercibida.

*Plataforma: Apple TV, DirecTV y Google Play

*¿Qué película animada es tu favorita?

Te puede interesar: Reseña sin spoilers de Toy Story 4: ¿Ilusiona o decepciona?


Notas relacionadas

Sep 11, 2020
Lectura 4 min

Sep 6, 2020
Lectura 6 min

Comentarios