Tomando en cuenta las experiencias anteriores que ha tenido el Ballet de la Ciudad de México con Pedro y el Lobo, Hansel y Gretel, una introducción al ballet y la ópera y recientemente, Báilame un cuento: La Cenicienta, La fille mal gardée (La niña malcriada) era un título importante que tenía que formar parte de su repertorio, ya que es adecuado con sus objetivos.

La fille mal gardée es considerado uno de los ballets más antiguos del repertorio clásico mundial, fue creado en 1789 en Burdeos, Francia, en plena Revolución por el coreógrafo Jean Dauberval, inspirado en una pintura de Pierre-Antoine Baudouin’s del mismo año.

“Es un ballet muy querido de la compañía, ya lo habíamos monta hace muchos años con una producción vieja de la Compañía Nacional de Danza que nos la prestaron. Esa temporada fue hace como 25 años en el Teatro de la Ciudad y siempre habíamos tenido la intención de hacerla de nuevo”, asegura Arcelia de la Peña, directora ejecutiva del Ballet de la Ciudad de México.

Esta nueva producción se logró gracias al apoyo del Estímulo Fiscal EFIDANZA, por lo que se reunió a un importante grupo de creativos, entre ellos Isabel Ávalos, en la dirección artística y coreografía; Emilio Zurita como diseñador de la escenografía, Samuel Cueto como realizador de la utilería, junto con Miguel Garabenta como diseñador de vestuario y Matías Gorlero como el encargado de la iluminación.

“Se juntó un equipo de profesionales haciendo una producción muy linda, muy florida, nuestra inspiración fueron las flores, pensando en que significan juventud, frescura y esa es La Fille Mal Gardée, que a pesar de que es uno de los ballets más antiguos de los que se tiene referencia, se mantiene fresco y vigente a través de los años”, dice.

Con 23 artistas en escena, es un ballet que funciona perfecto para el público familiar, porque dura una hora. Además, muestra la versión tradicional que es la que va pasándose de mano en mano y de pie en pie.

“Esta coreografía ya la había puesto en el Teatro de la Ciudad, yo estuve en Cuba dos años y ahí aprendí esta versión que es tomada del Ballet Nacional de Cuba, es de Alicia Alonso y de varios de los maestros que han integrado elementos”, explica Dávalos.

El ballet La niña malcriada se presenta en el Centro Nacional de las Artes, en el Teatro Raúl Flores Canelo, los sábados, a las 19:00, y domingos, a las 13:30 horas, hasta el 8 de marzo. Y del 7 al 28 de junio en el Teatro Xola Julio Prieto con funciones los domingos, a las 11:30 y 13:30 horas.

También puedes leer: Muere Alicia Alonso, la última diva de la danza clásica