911, ¿cuál es su emergencia? La operadora recibe en el oído la voz entrecortada de una joven quien pide auxilio desde el maletero de un automóvil rojo. The Call (911: llamada mortal, en español) es una joya infravalorada y escondida en el catálogo de Amazon Prime.

The Call está dirigida por Brad Anderson, quien en el año 2004 fue situado en la cima de los cineastas independientes y respetados al filmar El Maquinista, con Christian Bale.

Sin embargo, lejos de ser una cinta de corte artístico, o pretencioso, The Call es más bien una sucesión de escenas cargadas de emoción y suspenso que la convierten en una propuesta de entretenimiento de calidad.

¿DE QUÉ TRATA?:

Jordan Turner, una veterana operadora de un centro telefónico de emergencias 911, recibe una llamada de una joven secuestrada y trabaja junto con ella para poder salvar su vida.

LO BUENO: SUSPENSO AL LÍMITE

El arranque es magistral. El largometraje de Brad Anderson empieza con una pequeña presentación del trabajo de Jordan, interpretada por la actriz estadounidense Halle Berry, y su vida privada e inmediatamente la acción despega sin mostrar caídas repentinas.

Este thriller está aprovechado en su totalidad por el caso de una joven secuestrada, quien llama al 911 y nos coloca en su lugar. Ansiedad, suspenso y desesperación al límite.

La acción constante, y el suspenso que ello comprende, pronto se vuelve protagonista en la película. Alrededor del 90 por ciento de la cinta de Anderson pende de esta característica.

Esto habla bien del filme al considerar que el interés que genera es auténtico y sin defectos. No por nada se llevó 60 millones de dólares de recaudación comercial.

Y es que aunque puede etiquetarse como una película de acción pura, The Call lucha por salirse de eso. Para ello, la fórmula de la que se sirve el cineasta es alejarse de los convencionalismos y la ficción para acercarse a la realidad a través de una situación que sí ha ocurrido en la línea de emergencias del 911.

La logística con que trabajan los operadores del 911 y la presión a la que están sujetos es la manera que le da forma a la cinta. Lo que además de otorgarle realidad, le suma suspenso a la historia.

Por otro lado, el guion fue escrito por Richard D’Ovidio, quien es responsable de crear historias como la de 13 fantasmas. Mientras que en The Call escribe una historia con escasos hoyos de aburrimiento.

También, Richard D’Ovidio consigue que empaticemos de forma rápida con las protagonistas. Sobretodo con Jordan Turner, en quien la carga emocional es pesada.

LO MALO: DEMASIADO DRAMA

Desafortunadamente, la película de Bred Anderson abusa en ocasiones del drama y el suspenso. Esto causa que varias de las veces haya inverosimilitud en las secuencias. Así como comportamientos fuera de lo normal en los personajes.

Dramatizar para potenciar el suspenso también hace de The Call un largometraje que emula a series como Mentes Criminales. En ese tipo de producciones, se utiliza un modelo en el que se persigue al personaje malvado hasta el final del capítulo.

Lo mismo sucede en The Call. De hecho, en su totalidad, la película se asemeja a un formato televisivo.

RECOMENDACIÓN: 4.5 ESTRELLAS DE 5 (PARA PASAR MÁS QUE UN BUEN RATO)

Te puede interesar: Crítica La Invitación: ¿una joya escondida en el catálogo de Netflix?