¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
doPlay

Cultura

La ironía de David Shrigley

Fernanda Muñoz

En el Museo de Arte Carrillo Gil se muestran 94 piezas del artista visual británico, bajo la exposición Don´t, en la cual se busca que el público le dé un significado propio a cada uno de los cuadros, textos y dibujos


Jun 24, 2019

Don´t (No lo hagas), esa es la advertencia que el artista visual de origen británico David Shrigley le hace a la gente que observa su arte, pues, aunque algunas de sus piezas le dan indicaciones al público, como “Write poetry” (Escribe poesía) o “Don´t write poetry” (No escribas poesía), el ilustrador desea que las personas imaginen u obedezcan más allá de lo que él ya estableció.

“Sólo ellos son capaces de escoger la decisión con la que más se sientan identificados”, dice el artista respecto a las 94 piezas que integran la exposición Don´t, presente en el Museo de Arte Carrillo Gill (MACG), hasta el 29 de septiembre.

El curador en jefe del MACG, Mauricio Marcín, asegura que David tiene una fuerte influencia de su padre, quien le inculcó la cultura católica y que probablemente eso lo refleja en su arte, donde siempre hay esa disyuntiva entre lo moral y deshonesto.

Marcín agrega que en una de las obras de David Shrigley, Good, Evil (2015), se identifica el planteamiento de lo moral de manera específica. En el cuadro retrata a un hombre, quien en uno de sus hombros tiene escrita la palabra Good, mientras que en el otro Evil. “Es una obra que apela nuestra ética como seres humanos, a una vida llena de confusión. Eso está presente en la mayoría de las piezas de la exposición”, destaca.

El artista llegó a México, con el fin de mostrar su ironía en el campo del arte, luego de que la Fundación Amparo y Manuel (AMMA), la cual posee cuatro de las obras de David, decidió que el país azteca estaba listo para conocerlo más a fondo. Por ello, le pidió a la galería que lo representa, en Nueva York, que los ayudara a exhibir algunas de las piezas que más han caracterizado la trayectoria de Shrigley, de 1998 a 2019, bajo el nombre Don´t.

La idea del título (de la exposición) surge de una pieza con el mismo nombre, y también sobre el trabajo de David. Él dice que el arte es arte y no necesita mayores explicaciones. Tomando eso en cuenta, apelamos a esta sencillez diciendo que si intentas encontrar algo rebuscado en una de sus piezas, don´t, no lo hagas

- Tomás Pérez

Curador del MACG

En ese sentido, el artista considera que el arte no es como un rompecabezas, donde hay sólo una solución para entenderlo, sino que cada quien puede percibirlo de maneras diferente y eso no significa que esté mal, sino que, simplemente, le dio una perspectiva más allá a lo que él pensó cuando lo realizó.

El desglose de las piezas de David Shrigley

De entre las 94 piezas que componen la exposición de David Shrigley, Don´t, unas luces neón color verde son las que le dan la bienvenida al público. “Esposicón”, se lee en el letrero.

Por otra parte, Don´t (2013), cuadro por el cual se inspiró la exposición, refleja a un hombre que, con ayuda de un serrucho se corta la mitad del cuerpo. De acuerdo con Tomás Pérez, esta pieza representa la primera indicación del artista al público.

“Aquí se refleja el sentido del humor en lo evidente, que es una constante que encontramos en David y que también se presenta mucho en sentido del humor británico”, comenta Pérez.

Una de las piezas que más representa la ironía de David Shrigley, de acuerdo con el curador, es I hate ballons (Odio a los globos), la cual está representada por una docena de globos y en cada uno se lee “Odio a los globos”. “Realmente me gustan los globos, pero esto es arte. Si yo dijera que me gustan los globos, sería verdad y no arte”, recalca Shrigley.

Gerardo Torres, de Fundación AMMA, narra que el proceso para realizar I hate ballons fue un poco complicado porque a quienes les pedían los globos creían que se trataba de una campaña en contra de sus productos, cuando no era así.

“Large fancy room filled with crap” (Una gran sala llena de basura), se lee en otra de las obras hechas a base de luces neón color rosa mexicano, que Shrigley creó. En esta pieza, de acuerdo con el curador, el artista se autocalifica, pero también le juega una broma al público sobre la interpretación que, tal vez, algunos espectadores podrían considerar respecto a la exposición.

En Life Drawing (2016), una colección de cuadros a base de lápiz y papel, David representa la vida de una mujer con profesión de mima a la que contrató con el fin de que posara para él, como en una clase de dibujo.

En la exposición, hay piezas realizadas por el artista en 1998, y otras este mismo año

Respecto a esta colección, el ilustrador cuenta que una de las cosas que más le gusta es que es diferente al resto las piezas de Don´t, ya que el público está invitado a pensar lo que desee referente al texto que colocó en cada dibujo. “I am here and i am not here” (estoy y no estoy aquí), se lee en algunos de los cuadros.

David Shrigley invita a los mexicanos a visitar su exposición para que, en cada pieza, representen o identifiquen lo que deseen, ya que, asegura, el arte no tiene reglas ni instrucciones para poderse disfrutar.

Más de Don´t

La exposición de David Shrigley estará presente en el Museo de Arte Carrillo Gil, ubicado en Avenida Revolución 1608, esquina Altavista, Colonia San Ángel, CDMX; de martes a jueves de 10:00 a 18:00 horas, con un costo de 50 pesos. Los domingos, entrada libre.

También puedes leer: La censura humorística ¿el nuevo totalitarismo?


Notas relacionadas

Jul 12, 2019
Lectura 6 min

Cultura

Conoce los misterios de la Cerveza en el MIDE

Luz Rangel


Jul 12, 2019 Lectura 6 min

Jul 11, 2019
Lectura 2 min

Jul 10, 2019
Lectura 2 min

Jul 10, 2019
Lectura 6 min

Comentarios