Cuando el cantante Ricky Martin aterrizó en México sintió una energía tan poderosa, linda, rica y refrescante, que lo hizo reafirmar el amor que siente por este país que es muy importante en su vida, porque aquí se escribió parte de su historia.

El puertorriqueño se encuentra en el país porque ofrecerá conciertos, iniciando el 8 de marzo en el Foro Sol de la Ciudad de México, para después seguir en Monterrey (10 de marzo), Guadalajara (12 de marzo), Veracruz (16 de marzo), Querétaro (18 de marzo) y Zacatecas (20 de marzo).

Dentro de poco, Ricky Martin se presentará con la Filarmónica de Los Ángeles, por lo que no descarta en un futuro realizar una gira con los mejores músicos de cada país dentro de este género

“Yo viví cinco años aquí que formaron parte de mi identidad y personalidad, así que yo vivo con México las altas y las bajas, insisto, aterrizamos y dije ‘qué está pasando, está riquísimo aquí’, de verdad lo digo y lo seguiré diciendo, me emociona, se me ponen los ojos un poquito agua, porque México es muy mágico y especial. Vengo aquí y respiro lo que ustedes emanan”, expresó el cantante.

Además de ser un ícono dentro de la industria musical, Ricky es reconocido por su activismo, ya sea a través de su fundación, al defender los derechos humanos, combatir la trata humana y ayudando a la gente ante desastres naturales, o a través de su vida, como cuando compartió su orientación sexual y formando una familia demuestra que love is love.

Al compartir su proceso, que es el mismo de todos, porque dice que no importa de qué país o clase social sean, ya que todos los miembros de la comunidad LGBT pasan por los mismos miedos, sabe que salvó vidas.

“Por eso hablo en mis redes sociales tanto, mucha gente me dice ‘Ricky, ya, ya’, ¿ya qué? Ahora es que vamos a hablar mucho más, porque yo estoy hablando de mi naturaleza y cada vez que lo hago salvo vidas, es parte de la misión y nunca voy a dejar de hacerlo, porque ahora mismo hay niños y niñas que están sintiendo el rechazo, incluso, de sus padres”, comparte con Reporte Índigo.

Con el tiempo, el cantante ha entendido que la música es la excusa perfecta para llegar y poder compartir mensajes poderosos, abrir conversaciones y, de alguna forma, incidir en los encargados de generar las políticas públicas en diferentes países.

Si bien en algunos momentos se ha planteado participar activamente en la política de su país, por el momento no está en sus planes, porque reconoce que con la música puede hacer más.

“No te voy a decir que no, porque si dentro de cinco años me da por entrar a la política no voy a cerrar esa vía, pero lo que he podido hacer con la música, como el poder de convocatoria, es muy importante. Con mi fundación he podido conocer grandes líderes, he podido llevar el mensaje a mesas en donde están los que crean leyes y les da fuerza, entonces, creo que seguiremos haciendo música para que podamos crear impacto.

“El poder de las redes sociales es muy fuerte y aparentemente tengo una voz que hace temblar a dos o tres, así que la uso de vez en cuando”
Ricky MartinCantante

La voz de Ricky Martin que no se calla

Su primer concierto en México, en el cual afirma que sus baladas harán que el público salga sin voz de tanto estar cantando, caerá en una fecha muy importante, el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Por lo que comparte que se reunirá con mujeres aquí que han vivido ataques, para que lo llenen con esa fuerza y así poder hablar en su nombre, ya que la violencia a la que se enfrentan también se vive en Puerto Rico.

“Yo sé que hay grandes activistas que están haciendo un gran trabajo, que han sido de impacto no sólo para las mujeres mexicanas, sino también para todas las regiones. Estando aquí en México voy a gritarlo a los cuatro vientos y voy a responsabilizar a los líderes, a los políticos, tienen que hacer algo, basta ya del cinismo”, enfatiza.

Martin se asume como un aliado, porque sabe que la fuerza de ellas es mucho más poderosa, así que lo único que hace es usar los medios que él tiene para que el mensaje llegue a más gente, ya sea a través de sus redes sociales o en entrevistas frente a cámaras.

Durante el concierto también se tomará un momento para hablar sobre el conflicto que está sucediendo entre Rusia y Ucrania, porque “es muy difícil, muy serio y nos afecta a todos”, así abordará el tema de la paz y de la salud mental.

“La música es como mi religión y te lo digo porque si bien tengo muchos años en esto, algo pasó en esta pandemia en donde yo me vi encerrado en cuatro paredes, con un nivel de ansiedad que fue bastante intenso y tenía que estar en calma para que mis hijos no entraran en pánico, entonces, tuve que hacer un trabajo de psicoanálisis muy poderoso para poder estar bien”, confiesa.

Así nació la idea de generar un proyecto de impacto social, el camino fue adentrarse en la música inmersiva para generar calma y paz.

“Empezamos a hacer unas mezclas donde podíamos hacer que el piano, solo él, viajara alrededor de tu mente, y lo mismo con el chelo y con las voces. De momento hemos creado la tecnología de sonido inmersivo Orbital Audio, que, afortunadamente, ya tenemos la patente. Según los médicos, vamos a poder impactar en pacientes con depresión, ansiedad, incluso, a personas que viven con autismo”, comparte.

Para él, atender y hablar sobre la salud mental es muy importante, más porque padece de ansiedad, así que pide dejar los estigmas que existen alrededor de ella y buscar ayuda. “Para mí, la música es mi calma”, dice.

Ricky Martin está consciente de que la industria musical está llena de retos constantes, en donde existe una necesidad de hacer música, de sacar sencillos cada semana; sin embargo, le apasiona y tiene hambre de seguir adelante, de seguir haciendo esto.

“En algún momento me retiraré, pero ahora tengo la energía, la fuerza y tengo el gusto y el aplauso todavía del público, y la inspiración me sigue seduciendo, así que estaremos aquí”, afirma.

Su orgullo

Ricky Martin recuerda la emoción que sentía de asistir a ciudades no hispanohablantes, como Beijing, Estambul o Johannesburgo, y ver cómo la gente reaccionaba, bailaba y trataba de cantar sus canciones.

“Esa paginita de la historia yo me la llevo conmigo y no se puede borrar. Lo que está pasando ahora es maravilloso, pero también tengo que decir que antes de mí vinieron varios que también abrieron camino, como José Feliciano, Celia Cruz, Julio Iglesias o Gloria Estefan. Pero Todavía podemos hacer más”, considera.

También puedes leer: “No la dejan, ella se lo pierde”; Paulina Rubio revela que invitó a Thalía a hacer gira musical