Una misa surrealista, musical, desenfrenado, exuberante y festiva, eso es Tabarnak, espectáculo que el Cirque Alfonse traerá a México por primera vez.

“Está inspirado en las tradiciones de la iglesia de Quebec, Canadá, de cómo era antes y cómo es ahora, la historia va desde el sótano de la iglesia, pasando por la nave principal y llegando a la cúpula y el cielo. Por lo tanto, juegan y se divierten en el sótano, luego vienen otros espectáculos en la nave principal, hasta terminar volando para el final del show”, explica Antoine Carabinier Lépine, director artístico.

El Cirque Alfonse busca embarcar en un alegre viaje al infierno y al paraíso al espectador, un camino de cruz anárquica y poética, una reunión donde lo humano se conjuga con lo divino. El espectáculo es más que sólo un circo, hay teatro, danza y música en vivo.

“No es sólo acto tras acto, sino que cada uno cuenta algo, pero tampoco es una historia lineal, sino que a partir de las atmósferas y de la conexión de los actos, cada espectador puede hacer su propia historia”, señala.

Pero más que hablar de la iglesia como institución, el montaje utiliza la arquitectura de ellas, que adornan las calles de Quebec, porque reconoce el director creativo que es muy difícil y delicado tratar


“Respetamos mucho todas las religiones, por eso la música en vivo, además de tener canciones típicas de Quebec, está basada en todas las religiones del mundo. Entonces, el mensaje que queremos mandar es que si todos estamos trabajando juntos, si todos nos respetamos, si todos nos damos la bienvenida no importando de qué religión eres, vamos a estar mejor”

Antoine Carabinier

Director Creativo

El nombre del espectáculo es Tabarnak, que traducido al español sería tabernáculo, como una gaveta donde se guarda el cáliz en las iglesias, pero además, es una expresión muy usada en el lenguaje cotidiano de Quebec.

“Por ejemplo, si vas caminando por la calle y dices ‘comí delicioso ayer’, mencionas al final tabarnak, o ‘hace mucho frío, tabarnack’ o ‘mira que persona tan hermosa, tabarnack’, o ‘ayer estuvo buenísima la fiesta, tabarnack’. Es una expresión muy común, cuesta trabajo entenderla hasta que estás ahí”, dice Jorge Contreras, productor del montaje.

El espectáculo es una fiesta con seis acróbatas y tres músicos que mostrarán el resurgimiento del circo.

“Esta compañía es muy festiva, si bien tienen una técnica circense impecable y hacen actos de circo que jamás van a ver con ningún otra compañía, realmente van a levantar del asiento al público, toda la música y todo lo que se genera alrededor es como estar en una fiesta”, sentencia Contreras.

Dirigido por Alain Francoeur, la agrupación ha creado un vívido circo musical, en el que el órgano hace eco en lo tradicional y la acrobacia pone todo de cabeza.

Una historia de arte

La compañía circense se formó hace 12 años por la familia Carabinier-Lepine, originaria de la aldea de St-Alphonse-de-Rodriguez, en la provincia de Quebec. Ellos, como artistas, trabajaron con las más grandes compañías de circos del mundo.

El Circo Alfonse se construyó en torno al deseo de colaboración entre miembros de la misma familia y con amigos, pero especialmente en un deseo de perpetuar una tradición itinerante familiar de circo con una versión contemporánea.

“Siempre están haciendo el chiste de cuál es el circo más québécois que existe en el mundo, mucha gente dice ahora que casi es un título nobiliario. Nosotros siempre tratamos de hablar sobre nuestras raíces, nuestros shows muestran las tradiciones”, comparte Carabinier-Lepine.

El Cirque Alfonse estrenó Tabarnak, en 2017, en el Festival de Circo Complètement en Montreal, el encuentro más importante de Canadá en su género.

“Esperamos que el público mexicano se vuelva loco, es un espectáculo muy divertido, muy musical, —desde mi punto de vista como productor— esto es algo que va a conectar con el público mexicano”, asegura Contreras.

En el principio del espectáculo, como están en el sótano de la iglesia, hay un montón de elementos como si estuvieran en un bazar o en un mercado donde juegan con todos los componentes. La siguiente parte que ocurre en la nave principal, es donde están los músicos que siempre están en el escenario en una gigante plataforma donde interactúan y hacen música. Para el tercer acto, ya casi los elementos escenográficos son nulos porque todo sucede en el aire.

12

años es lo que tiene de existencia la compañía Cirque Alfonse

“Todos los miembros de la compañía están haciendo que esta sea una experiencia totalmente completa, de 360 grados, de tal forma que el público no solamente está sentado viendo el show, sensorialmente se sientan parte de él”, afirma el productor.

Contreras, en años pasados, trajo Ícaro, obra en la que participaba Daniele Finzi Pasca, después La Veritá, con lo que ha tratado de acercar a México un nuevo tipo circo. “Cuando estuvo yendo y viniendo de Montreal, porque fui el productor creativo audiovisual de Luzia, del Cirque du Soleil, empecé a conocer nuevas compañías y uno siempre tiene como referente de que el circo nuevo es el Cirque du Soleil, pero una vez estando allá, te das cuenta que más bien es medio anticuado y que incluso hay estas compañías nuevas como Cirque Alfonse que realmente sus propuestas son contemporáneas y novedosas”, indica.

Antoine Carabinier Lépine opina que “la única manera de estar bien, es respetar al de a lado y que el trabajo en conjunto es lo que nos va hacer una mejor sociedad”.

2

funciones serán las únicas que los artistas ofrecerán en el país

Tabarnak se presentará el martes 2 y el miércoles 3 de octubre, a las 20:30 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.