‘Power Rangers’ fue uno de los programas más famosos en la década de los 90; no obstante, algunos de los actores dieron mucho de qué hablar luego de su participación en el show, ya sea por muertes trágicas o diferentes delitos.

Tal es el caso de Skylar DeLeon, quien actualmente es una mujer trans que enfrenta una pena de muerte por un homicidio doble que cometió en 2004 con la ayuda de otros cómplices. Esta es su historia.

Skylar DeLeon y su paso por ‘Power Rangers’

Skylar DeLeon originalmente se llamaba John Julius Jacobson Jr. y nació el 12 de agosto de 1979 en California, Estados Unidos; sin embargo, cambió su nombre al separarse de su padre, quien abusaba de ella, según contó la exactriz.

Así, comenzó su carrera en la actuación participando en varias series infantiles, llegando a aparecer en ‘Mighty Morphin Power Rangers’ con un papel secundario en el episodio de la primera temporada llamado ‘Second Chance’.

Tras ello, decidió cambiar el rumbo de su vida y dejar atrás la actuación, por lo cual se enlistó en la Marina de Estados Unidos; no obstante, faltó a sus entrenamientos durante 15 días de forma injustificada, por lo cual lo dieron de baja.

Así, en 2002, se casó con Jennifer Henderson con quien tuvo dos hijos. Pero comenzaron a tener graves problemas económicos que los llevó a robar y asaltar pequeños negocios. Lo cual cambiará en 2004.

El asesinato que lo condenó a pena de muerte

En ese año, Skylar DeLeon conoció a Tom y Jackie Hawks, una pareja de esposos, quienes eran marinos jubilados que buscaban vender su yate para poder establecerse y disfrutar de su vejez tranquilamente.

Conoce más: La era del remake, ¿negocio de la nostalgia o carencia de creatividad?

De esta forma, DeLeon, su esposa y dos cómplices más se pusieron en contacto con la pareja para supuestamente comprar el bote; no obstante, cuando llegaron para cerrar el trato atacaron a la pareja con una pistola.

Tras ello, los obligaron a firmar un documento en donde les cedían la propiedad del barco, luego les ataron las manos, los arrojaron vivos al mar y los abandonaron a su suerte. Y aunque sus cuerpos nunca aparecieron, uno de los cómplices confesó el crimen años más tarde.

Así, DeLeon fue atrapada y condenada a pena de muerte por el homicidio doble de los Hawks; a pesar de ello, la exactriz sigue viva, debido a la moratoria en California, por lo cual lleva años esperando la inyección letal.

Mientras tanto ha decidido cambiar su nombre nuevamente a Skylar Preciosa DeLeon; así como modificar su género, por lo cual también recibe tratamiento hormonal para completar su transición como mujer trans.