El año nuevo se tiñó de rojo en San Luis Potosí después de que un perro de la raza bóxer muriera víctima de la pirotecnia que algunas personas colocaron en su plato de comida.

La historia del can ha generado indignación por la crueldad con la que fue asesinado. Su imagen, con el hocico destrozado, circuló ampliamente en Internet.

El hecho, que ya está siendo investigado por autoridades, habría sucedido en calles de la colonia San Ángel, en la capital de San Luis Potosí, en donde desconocidos habrían instado al perro a acercarse a su plato repleto de cohetes.

En change.org una petición para exigir justicia por este caso de maltrato animal va cobrando fuerza. Al momento de esta publicación 56 mil 337 personas la habían firmado.

“Esta maldad sin límites ocurrió ayer durante las festividades de fin de año en San Luis Potosí en la avenida San Ángel cerca del Saucito…Esta terrible acción ha causado indignación entre los vecinos de la zona que ya buscan al responsable de tan lamentable hecho y sobre todo justicia, es por eso que se hace la invitación para que firmes la petición”, se lee en el documento.

La usuaria de Facebook Ira Zú publicó un post en el que aseguró que Miguel llegó a la casa de su hermano, quien lo bañó, le puso un paliacate y una chamarra cuando hacia frío.

“Le construyó una casa de madera afuera de su casa y el perro iba y regresaba cada tarde a comer y cada noche a dormir, cuando no regresaba mi hermano iba a buscarlo para saber que estaba bien y regresarlo con él”, afirmó.

Mientras tanto, la Fiscalía General del estado ya investiga, de manera oficiosa, la muerte del can bajo el número de expediente CDI/PGJE/ZC/SLP/00053/19 por maltrato animal.

TE RECOMENDAMOS LEER: TRAS ASESINATO DE NIÑA, VECINOS DE VALLE DE CHALCO ARMAN CACERÍA ARMADOS CON PALOS Y TUBOS (VIDEO)