Te voy a hablar con la verdad…me cuesta tanto imaginar, me cuesta tanto aceptar que el ‘tú y yo’ ya no se va a usar…, así inicia la canción escrita como una interpretación de la mente del llamado Asesino de Cumbres.

Se trata de la composición So violento so macabro escrita por el cantante mexicano José Madero en conjunto con la agrupación Panda, que fue lanzada en su álbum Amantes sunt amentes de octubre de 2006.

La temática de las canciones del álbum habla sobre ridiculizar el amor entre una pareja, aunque de una manera elegante, de las fallas del amor y del amor obsesivo.

Musicalmente, se escucha una evolución en la batería y el nuevo sentido de la voz del vocalista. Además la última canción está dedicada a los no-fanes y/o los llamados “anti-panda”.

En principio el disco se llamaría Del amor y otros demonios, pero esto no se concretó debido a la imposibilidad de contactar a Gabriel García Márquez, autor del libro del mismo nombre para conseguir los derechos de autor.

EL CRIMEN

Este 1 de septiembre iniciaron los trabajos para demoler la casa de la familia Peña Coss, la cual albergó uno de los sucesos más mediáticos de México que involucraba los homicidios relacionados al llamado Asesino de Cumbres.

El crimen ya es conocido por casi todos. El 2 de marzo de 2006 en la casa de Erika Peña Coss, ubicada en la calle Monte Casino, Diego Santoy visitó a su exnovia para intentar dialogar y así reanudar su relación.

Cubierto con un pasamontañas y guantes de látex, trepó por las paredes del inmueble hasta que logró ingresar a la residencia.

De acuerdo con los testimonios, Santoy “enloqueció” cuando Erika decidió que ya no quería ser su novia.

Una vez dentro, se escabulló hasta la habitación de Erika para intentar convencerla de que no lo abandonara; pero ante la negativa de la joven, Santoy asesinó a su hermana de tres años de edad, María Fernanda Peña Coss, y a Erick Azur, de siete años.

Antes de huir, intentó degollar a su ex pareja y secuestró a la empleada doméstica; luego robó un coche y se fue de la entidad federativa junto a su hermano.

INSPIRACIÓN

“Y sabes de lo que soy capaz, tengo un complejo muy crudo y psicópata…te quiero para mí, sólo para mí, ¿qué no ves que conmigo es puro frenesí?”

De acuerdo con José Madero, se enteró rápidamente de los asesinatos ya que sucedieron muy cerca de dónde él vivía, en Monterrey, Nuevo León.

Sin embargo, lo que más llamó su atención es que, después de la cobertura de los hechos así como del desarrollo de las entrevistas a los familiares y conocidos, se enteró que Diego Santoy era fan de Panda.

“No me dio orgullo pero me sentí como Marilyn Manson en la Masacre de Columbine. Entonces pues culpan al músico por los hechos”, comentó durante una entrevista.

Por eso es que el líder de Panda comenzó a escribir la canción a raíz de los sucesos, ya que le interesó el hecho de que tanto Diego como Erika habían hecho un presunto acuerdo para suicidarse después de asesinar a sus hermanitos.

“Entonces decido hacer una canción y quise ver en primera persona la relación entre él y su novia y cómo pensaron en matarse. Ambos querían aventarse a un puente y enfoqué la historia en ese acuerdo de vamos a suicidarnos los dos”, añadió.

Madero dejó en claro que hizo la canción por un interés personal y no para colgarse de los sucesos. “La conversación es inventada y se puede decir que es una canción ficticia”, explicó.

Principalmente, Madero tomó como base de su inspiración las primeras declaraciones de Erika Peña Coss respecto a los sucesos para elaborar tanto los versos como los estribillos de su canción.

Estoy elaborando un plan para hacerte enojar…quiero que te quede claro que si no es conmigo con nadie vas a estar…, es uno de los versos más directos de la composición que está vinculada a los presuntos pensamientos de Santoy.

Pese a la tétrica inspiración, So violento So macabro consiguió un rotundo éxito pues se convirtió en una de las canciones destacadas del álbum, a la par de Narcisista por Excelencia y Los Malaventurados no lloran.

Puedes leer: Diego Santoy, “el Asesino de Cumbres”, recibe ratificación de condena por 71 años de prisión