¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional

Cine

Kip Thorne: el verdadero hombre interestelar

Hidalgo Neira

Ha dedicado una vida entera al estudio, es un erudito en los temas de astrofísica, física gravitacional, agujeros negros, hoyos de gusano, más un largo etcétera. Es uno de los científicos más calificados de toda la historia de la humanidad –a la altura de Carl Sagan y Stephen Hawking–  pero hasta la fecha se mantiene a la sombra para el espectro social ordinario ¿Por qué?

A sus 74 años, Kip Stephen Thorne acaricia las mieles de la fama gracias al nuevo filme del exitoso cineasta Christopher Nolan, “Interestelar”. 


Nov 6, 2014
Lectura 11 min

169 minutos dura la cinta cuya trama gira en torno a un futuro distópico

Hans Zimmer es el encargado de la banda sonora. Es la quinta película que colabora con Christopher Nolan

La película ya está en las salas de cine del país, y fue escrita por Christopher Nolan y su hermano Jonathani

http://youtu.be/MKK0kVqH2dI

Ha dedicado una vida entera al estudio, es un erudito en los temas de astrofísica, física gravitacional, agujeros negros, hoyos de gusano, más un largo etcétera. Es uno de los científicos más calificados de toda la historia de la humanidad –a la altura de Carl Sagan y Stephen Hawking–  pero hasta la fecha se mantiene a la sombra para el espectro social ordinario ¿Por qué?

A sus 74 años, Kip Stephen Thorne acaricia las mieles de la fama gracias al nuevo filme del exitoso cineasta Christopher Nolan, “Interestelar”. 

Es de agradecer que sin las teorías del experto físico y teórico egresado de Caltech y de la Universidad de Princeton, “Interestelar” hubiera sido prácticamente imposible de existir ya que Kip desarrolló las hipótesis del espacio y tiempo curvo junto con el viaje a través de los hoyos negros; derivando de estos estudios artículos y libros especializados en el tema.

¿Quién es Kip Thorne?

Hijo de padres dedicados a la ciencia –padre profesor en la Universidad de Utah y madre especialista en química de suelo y economista– Thorne nació un primero de junio de 1940 y se cultivó en una casa de atmósfera estudiosa. Se involucró en el estudio de la ciencia cumplidos sus ocho años.

A sus escasos 22 años obtuvo el grado Bachelor of Science en Caltech (California Institute of Techology, por sus siglas en inglés). Su doctorado lo realizó en la Universidad de Princeton tres años después. Su tesis doctoral se tituló “Geometrodynamics of Cylindrical System” y el relativista John Wheeler –pionero en la teoría de fisión nuclear– supervisó el texto.

En 1967 Thorne regresó al instituto californiano para impartir cátedra y a tres años de distancia le esperaba ser profesor de física teórica, este fue el primer eslabón sólido para una carrera de docencia en su vida.

Durante las siguientes dos décadas se desarrolló en el formalismo matemático –la filosofía de las matemáticas y de la lógica– campo en el que los astrofísicos analizan la generación de ondas gravitacionales, y trabajó en estrecha colaboración con Vladimir Braginsky, Ronald Drever y Rainer Weiss en el desarrollo de nuevas ideas técnicas y planes para la detección de las ondas mencionadas.

Thorne en palabras sencillas

A lo largo de su carrera como teórico, el físico ha publicado infinidad de ensayos, artículos técnicos especializados y libros que abarcan sus estudios en los campos de agujeros de gusano, hoyos negros, teoría gravitacional, tiempo curvo y viajes en el tiempo –así es, viajes a través del tiempo–. 

Para el público que está lejos de dominar las ecuaciones y las formulas de años de estudio, Thorne ha condensado y puesto en palabras simples lo mejor de su trabajo explicándolo en libros que estén al alcance del entendimiento de todos.

Un ejemplo es “Agujeros negros y tiempo curvo. El escandaloso legado de Einstein”, que publicó originalmente en 1994 y fue lanzado en seis idiomas incluido el español. En este libro Thorne cuenta a manera de un relato cómo es que sería posible un viaje interestelar a través de un hoyo negro, explicando con dibujos y fórmulas de fácil cálculo cómo es que sería la experiencia de estos astronautas, su aparente falta de percepción del tiempo al estar en el viaje interestelar y cómo en la Tierra transcurrirían años mientras ellos viven en un tiempo mucho más lento sin envejecer.

Sagan-Hawking: el mainstream de la ciencia

Amigo entrañable de los reconocidos estudiosos Stephen Hawking y Carl Sagan, Kip Thorne ha estado cerca de ambas celebridades en el mundo científico. 

Cuando Sagan se dispuso a escribir su novela de ciencia ficción “Contacto” publicada en 1985, el cosmólogo y astrofísico le pidió asesoría al físico teórico relativista en agujeros de gusano, cómo es que pudiese transportarse a una persona desde la Tierra a una estrella distante, sin que haya pasado el tiempo en el planeta de origen, pero para ella la percepción del tiempo fuera real. 

Thorne le presentó a Sagan su opinión y finalmente se publicó el libro con las observaciones que hizo el profesor de Caltech. El mismo planteamiento teórico se hace en la secuencia de viaje que vive la Dra. Ellie Arroway –personaje encarnado por Jodie Foster– en la cinta homónima de 1997, dirigida por Robert Zemeckis.

La relación entre Hawking y Thorne tiene un toque humorístico dentro de lo científico. En 1975 el cosmólogo con esclerosis lateral amiotrófica le apostó a su colega un año de suscripción a la revista Penthouse contra cuatro años de suscripción de Private Eye –una revista de chismes británica– a que Cygnus X-1 sería descartado como hoyo negro, pero resultó serlo y Hawking perdió la apuesta. Esta anécdota la recapitula el popular físico en su libro de 1988: “Breve historia del tiempo”.

El otro lado de ‘Interestelar’

Aunque ahora parece distante e inverosímil, la historia es real: “Interestelar” era una película que iba a estar bajo el mando de Steven Spielberg en un inicio y el proyecto se iba a realizar en 2006.

Desde el inicio Kip Thorne estuvo involucrado en el proyecto, ya que fue él quien empujó la idea de que se realizara un filme con las ideas concebidas en su trabajo teórico. La productora Lynda Obst quien produjo la cinta “Contacto” apoyó la premisa del proyecto y se la presentaron al “Rey midas de Hollywood”, quien desde un inicio mostró interés y llevó el proyecto a desarrollarse con Paramount Pictures.

En 2007 se contrató a Jonathan Nolan –hermano del Christopher Nolan– para desarrollar un guión, este trabajo de mesa le duró cuatro años ya que Jonathan se puso a estudiar relatividad en Caltech mientras escribía el guión. Spielberg tuvo preferencia sobre otros proyectos y su compañía DreamWorks rompió los convenios comerciales que tenía con Paramount, dejando a “Interestelar” a la deriva. Fue en 2012 cuando Jonathan le sugirió al estudio que su hermano podría dirigir el filme.

Un antes y después en la ciencia ficción

Una vez ya posicionado como capitán de la nave, Christopher Nolan tomó el guión de su hermano para darle su propio toque, trajo a su mando a Kip Thorne para convertirlo en productor ejecutivo y lo mantuvo como asesor en la producción para consultarlo respecto a cómo el tiempo-espacio debían funcionar en la trama. Así es como “Interestelar” preparaba su despegue e inició producción un 6 de agosto del 2013.

En un futuro postapocalíptico, donde la comida escasea y las posibilidades de seguir viviendo en el planeta Tierra son prácticamente nulas, un grupo de astronautas se embarca en la misión de encontrar un nuevo hogar en el espacio pero, ¿acaso encontrarán otro planeta al cual puedan adoptar como la Tierra? ¿Habrá una ruta posible de regreso en caso de encontrar un nuevo edén en el espacio?

Matthew McConaughey es quien carga con el rol protagónico y fue escogido por el cineasta al ver su actuación en la cinta “El niño y el fugitivo” (2012). Un año después el actor originario de Texas, ganó el Oscar a Mejor Actor por “El club de los desahuciados”.

“Interestelar” cuenta también con la participación de Anne Hathaway, Michael Caine, Casey Affleck, John Lithgow, Ellen Burstyn, y la lista continúa. Cuando Nolan le ofreció a Jessica Chastain ser parte de la película, mandó a un asistente personal a Irlanda, –ya que ahí se encontraba la actriz filmando “Miss Julie”– con el guión que llevaba con marca de agua su nombre. Al finalizar de leer el guión lo tuvo que devolver sin derecho a quedárselo.

Para los amantes de la ciencia ficción, “Interestelar” llegará como una bocanada de aire fresco a sus sentidos, ofrecerá un momento de reflexión más allá de la butaca. 

Apantallará por sus efectos especiales a las masas pero su historia será para desmenuzarse y digerirse solo entre quienes se tomen el momento de querer arriesgarse a entender la ficción presentada por Nolan.

El cineasta toma como mantra entre sus personajes el poema “No entres dócilmente en esa noche quieta” de Dylan Thomas, sirviendo un romántico homenaje al texto y abrazando cada línea para hacerla suya en el contexto del filme.

Hans Zimmer vuelve por quinta ocasión a colaborar con el cineasta, quien le mantuvo en recelo la historia y no le dio el guión de la película, ni develó parte del argumento. Le propuso reinventarse como compositor y para incentivarlo, Nolan le escribió a Zimmer en una hoja pensamientos que tenían que ver directamente con el compositor más que con la película. 

El resultado es una obra maestra que sale del confort del músico alemán y seguramente lo consagrará a perpetuidad.

Nolan es un nostálgico del cine, por lo que “Interestelar” se filmó en formato de 35 y 70mm. Desde el inicio de la producción el cineasta declaró que explotaría el formato IMAX sacándole más provecho que en todas sus cintas anteriores.

Para apoyar el incentivo del cine, la cinta tuvo un preestreno limitado el 5 de noviembre en Estados Unidos y Canadá, dónde la película se exhibió solo en salas que tuvieran todavía proyectores análogos. En estas funciones se buscó sensibilizar a los espectadores respecto a esta tecnología, también es una presión mediática para que Kodak siga produciendo el material y los realizadores que quieran seguir filmando lo hagan en lugar de migrar al cine digital.

El fenómeno interestelar

Antes de su lanzamiento a nivel mundial, la producción armó una alianza con Google en la que desarrollaron un videojuego temático de la cinta, en el cual los fans pueden crear sus propios sistemas solares, viajar a otros planetas a través de agujeros de gusano y recabar información para enviarla de vuelta al planeta Tierra, todo a través de la nave Endurance que podrás ir mejorando con la recolección de puntos de tus misiones espaciales.

En Estados Unidos inauguraron una experiencia audiovisual llamada “The oculus rift DK2 experience” donde se invita a los usuarios a portar unos lentes de realidad virtual simulada y emular la gravedad cero. 

Estos simuladores estarán disponibles itinerantemente en Nueva York, Houston, Los Ángeles y en el Smithsonian de Chantilly, Virginia.

El futuro que vendrá

El director Christopher Nolan está por despegar a un punto sin retorno en la industria fílmica internacional. The Hollywood Reporter reveló que el realizador ganará 20 millones de dólares contra el 20 por ciento de lo que recaude “Interestelar” en taquilla.

Por su parte Kip Thorne publica hoy el libro “The science of Interstellar”, que contendrá un prólogo del mismo Nolan, y en teoría este trabajo literario servirá como una guía de acompañamiento para una mejor disección a profundidad de las dudas que nos hayan quedado en el aire de esta fascinante obra de arte audiovisual. 

¿Acaso ha llegado un nuevo “2001: Odisea del espacio” a la historia del cine? Ojalá Stanley Kubrick estuviera vivo para dar su comentario al respecto. 

Historia inalcanzable, persona palpable

A lo largo de su carrera como teórico, el físico Kip Thorne ha publicado infinidad de ensayos, artículos técnicos especializados y libros que abarcan sus estudios en los campos de agujeros de gusano, hoyos negros, teoría gravitacional, tiempo curvo y viajes en el tiempo (así es, viajes a través del tiempo). 

Página Web

Correo electrónico
[email protected]


Notas relacionadas

Jun 30, 2020
Lectura 2 min

Jun 22, 2020
Lectura 2 min

Jun 15, 2020
Lectura 2 min

Comentarios