El registro de un nuevo terremoto este 19 de septiembre, después de los ocurridos en 1985 y 2017 en la misma fecha, no ha dejado de asombrar a los mexicanos, quienes encontraron en las letras del escritor Juan Rulfo una especie de premonición de estos hechos.

En el cuento “El día del derrumbe” de El llano en llamas, Rulfo describe lo ocurrido tras un terremoto registrado en los años cincuenta, a finales de septiembre.

En un diálogo entre dos personajes, ambos discuten si el terremoto ocurrido “en septiembre del año pasado” (el libro se publicó en 1953) tuvo como fecha un 21 o 18 de septiembre.

Te sugerimos: Siguió temblando en la madrugada: se presentaron varias réplicas y un sismo de 5.8

Este libro fue escrito y publicado previo al terremoto de julio de 1957, cuando la cabeza del Ángel de la Independencia cayó desde la cima de este monumento, así que la inspiración para situar un movimiento telúrico a finales de septiembre, no se debe a este episodio.

Cabe mencionar que Rulfo no describe un sismo real, sino que se trata de un evento que él imaginó para uno de sus cuentos, por lo que llama la atención cómo el escritor mexicano pensó en una fecha similar al 19 de septiembre para situar este acontecimiento ficticio, mucho antes de los sismos de 1985, 2017 y 2022.

¿Qué dice Juan Rulfo sobre un sismo en ‘El llano en llamas’?

“Esto pasó en septiembre. No en el septiembre de este año, sino en el del año pasado. ¿O fue en el antepasado, Melitón?

—No, fue el pasado.

—Sí, si yo me acordaba bien. Fue en septiembre del año pasado, por el día veintiuno. Óyeme, Melitón, ¿no fue el veintiuno de septiembre el mero día del temblor?

—Fue un poco antes. Tengo entendido que fue por el dieciocho.

—Tienes razón. Yo por esos días andaba en Tuxcacuexco. Hasta vi cuando se derrumbaban las casas como si estuvieran hechas de melcocha, nomás se retorcían así, haciendo muecas y se venían las paredes enteras contra el suelo. Y la gente salía de los escombros toda aterrorizada corriendo derecho a la iglesia dando de gritos. Pero espérense: oye, Melitón, se me hace como que en Tuxcacuexco no existe ninguna iglesia. ¿Tú no te acuerdas?

—No la hay. Allí no quedan más que unas paredes cuarteadas que dicen fue la iglesia hace algo así como doscientos años; pero nadie se acuerda de ella, ni de cómo era; aquello más bien parece un corral abandonado plagado de higuerillas.

—Dices bien. Entonces no fue en Tuxcacuexco donde me agarró el temblor, ha de haber sido en El Pochote. Pero El Pochote es un rancho, ¿no?

—Sí, pero tiene una capilla que allí le dicen la iglesia, está un poco más allá de la hacienda de Los Alcatraces”.

Tres veces sismo, tres veces 19 de septiembre

La obra se publicó 32 años antes de que ocurriera el primero de estos terremotos con fecha 19 de septiembre, en 1985.

Tras el sismo de 1985, un terremoto sacudió a México en 2017, teniendo fatídicas consecuencias para estados del centro del país.

Mientras en el país se conmemoraban estos dos terremotos y se recordaba a sus víctimas, a las 13:05 de este 19 de septiembre de 2022, ocurrió un nuevo movimiento telúrico con epicentro en Michoacán.

La extraña coincidencia de estos eventos ha hecho a internautas y mexicanos en general buscar explicaciones para este fenómeno y su repetición en la misma fecha.

Por su parte, la UNAM y el Servicio Sismológico Nacional sostiene que todo se ha tratado de una coincidencia, pues septiembre no es mes de sismos ni existe manera alguna de predecir un temblor.