Cuando José María no está cantando o arriba de los escenarios, su otra gran pasión es correr, actividad que le ha enseñado que nadie le puede poner obstáculos ni frenarlo, más lo que le decreta su corazón y su aliento.

“Correr es mi vida, después de cantar, ponerme los tenis es el sentimiento de libertad más puro que tengo; nadie más que mi corazón me dicta cuándo frenar, porque está agitado, o me dé un infarto. No tengo grilletes, gobernador, ni presidente, porque yo soy mi dueño”, reflexiona José María en entrevista con Reporte Índigo.

Ya sea durante una carrera o en escena ante miles de personas, estas dos actividades son los dos principales motores de su vida, los cuales le ayudan a canalizar sus emociones, a vencer sus demonios y a descubrirse.

Además, a ser más sincero con sus sentimientos al momento de componer y poder expresarse tal cual es.

“Soy una persona bastante persistente, como dice Conor Mcgregor ‘no soy talentoso, soy aferrado’, me gusta pensar que tengo algo de talento. Corriendo me conquisto, cantando te conquisto a ti, es la única diferencia”, indica el cantautor.

José María celebra esta etapa en su vida promocionando su nuevo sencilloSé muy bien de dónde vienes”, un tema de su autoría en donde plasma todo el sentimiento provocado por el engaño amoroso.

El cantautor indica que trasladar el sentimiento de odio a una canción y que no se muestre tal cual, sino que se vislumbre ha sido el ejercicio de composición más complejo que ha realizado.

“Si eres literal, imagínate lo que no dirían esas canciones, tienes que controlarte, ser respetuoso, pero ¿cómo lo eres con una persona que te faltó tanto al respeto? Ahí es donde se pone a prueba tu calidad como humano y logras hacer algo hermoso de una experiencia tan desgarradora”, detalla.

Frases contundentes como: “No me mientas, otros labios han tomado mi lugar, puedo ver en tu mirada que la culpa te delata, que de ti me das tan solo la mitad”, fueron parte de de un ejercicio minucioso para José María de exorcizar esos sentimientos que provocó el engaño, pero que, a la vez, fueron la inspiración para mostrar lo mejor de sí ante esa declaración de despedida.

“Cuando por fin decidí soltar la relación, dejarla por salud mental, digo ‘márchate de un solo golpe, no me hagas eterno el castigo’, le deseo mucho bien, porque nadie te amará como yo lo hacia, todos los días, despeinada, recién levantada, cocinando bien o mal o cruda.

“No hay muchas maneras de hablarle bonito a alguien que te lastimó; sin embargo, encontré la justa medida, porque hasta una persona que te trata así me está dando una canción. Puede ser una frase corriente, pero hasta una patada en las nalgas te avienta pa’lante, hay que saber tomar el vuelo necesario, ser agradecido por la canción que me dio, y ahora sí, lárgate”, expresa entre risas.

A decir del cantautor, “Sé muy bien de dónde vienes” va a cambiar todo, un antes y un después de su vida.

Aunque pueda ser una canción complicada de cantar, es su huella más honesta de las heridas que dejará en el pasado para renacer.

“Sólo es que la gente la escuche, se dé cuenta que habemos personas que seguimos escribiendo con la piel abierta para sacar el corazón. Será el parteaguas de mi vida, como compositor, cantante, ser humano, no le doy la oportunidad de la duda”. expresa José María.

Esta canción formará parte de su nuevo material discográfico que se compondrá de 13 canciones. Si bien, el material aún no tiene título, el cantautor adelantó que los temas estuvieron bajo la dirección musical de Kiko Cibrián, quien trabajó con artistas como Luis Miguel o Rocío Dúrcal.

Con este material su apuesta va por todo y a convencer a la gente que nació para ser cantautor.

“Es la parte más honesta de mi vida, demuestra que estoy pleno y más lúcido que nunca. Pude componer con todo mi corazón, la sangre en las canciones y mi dolor, pero en otras encontrarán al José María que ama”, relata.

“En la música hay oportunidades para todos, yo vengo por la mía”
José MaríaCantautor

El aprendizaje junto a su padre

José María cuenta que su padre, el cantante Jose María Napoleón, es su gran guía y mejor consejero. Entre las cosas que le aprendió fue que no se puede permitir quedarse quieto, ni esperar a que las cosas lleguen, pues como lo expresa el autor de “Vive” “del cielo nada te caerá”.

“Los mejores consejos son de mi papá, tanto musicales, como de amor. Somos uña y mugre. Con respecto a la carrera me ha dicho ‘adáptate, pero nunca pertenezcas, este medio es fuerte, cruel, no te dejes guiar por los brillos, ni por las luces y las mujeres, busca el corazón’. Y aunque, sí, por lana todos nos movemos, tampoco hay que mentirnos, ser lo más honestos posible y estar cómodos con lo que hacemos”, comparte.

Si bien, trata de poner en práctica todos los consejos de su padre, el cantautor revela que el ser humano no es perfecto, también se debe dar la oportunidad de “regarla”, de tener unos minutos de paz y posteriormente, cuando llegue el momento indicado, continuar con el aprendizaje y el ritmo de la vida.

“Definitivamente, sin los padres estamos perdidos, en mi caso ambos juegan un papel importantísimo, y todos los regaños que me siguen dando me sirven en esos momentos de flojera”, abunda.

En los últimos meses José María acompañó a su padre en su gira de despedida de los escenarios.

“Como su hijo, pienso que es increíble que tenga la oportunidad de despedirse, y me siento muy orgulloso de él, de la carrera que ha tenido, creo que es uno de los ídolos que tenemos los mexicanos, como compositor y cantante. Como artista siento una presión terrible, porque necesito despegar antes de que él aterrice, encontrarnos en el aire, no quiero que me ayude a despegar, no me lo puedo permitir”, puntualiza.

¿El fin de la balada? esto dice José María

Para José María la balada siempre seguirá en el gusto de las personas, pues cuestiona: “¿cuándo ha dejado de existir el amor?

“No me imagino a una pareja que después de dar el ‘sí, acepto’ y ahorcarse. En la música, como en la vida, hay oportunidades para todos los géneros; te puedes enamorar con una balada; luego, antes de intimar, bailas un reguetón, intimas con otra balada y después, cuando te dejan, le cantas una ranchera”, considera el cantante.

Te puede interesar: El cantautor Virlán García quiere representar lo nuevo del regional mexicano