¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Panthera Onca

Jaguar, en busca de protección en el mundo

Fernanda Muñoz

De los 64 mil ejemplares de esta especie que hay alrededor del mundo, solamente cuatro mil, aproximadamente, están ubicados en México, donde corren peligro de extinción si no se concientiza a la sociedad de su importancia y relevancia para el ecosistema


Sep 22, 2020
Lectura 4 min
portada post

El jaguar, el tercer felino más grande del mundo y número uno en América, está en peligro y con él todas las especies que se relacionan en su hábitat.

Es en México donde este animal de pelaje dorado y rosetas negras de forma uniforme corre el riesgo de disminuir en número si se sigue esquivando su importancia y el valor que tiene para el ecosistema.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), hasta principios del siglo XX, la casa de este felino se extendía desde Arizona y Nuevo México, en el sur de Estados Unidos, hasta las selvas de Misiones, en el norte de Argentina; sin embargo, esos momentos acabaron.

“Con el devenir del tiempo su reino fue saqueado. Millones de hectáreas de selvas y bosques tropicales y subtropicales fueron deforestados y en su lugar aparecieron campos de cultivo, potreros, ciudades y pueblos. Una cacería feroz contribuyó a reducir la presencia del enigmático y más grande felino de América, ícono de las culturas mesoamericanas”, señala la secretaría.

En 2017, el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) encontró que alrededor del mundo existen 64 mil jaguares con 34 subpoblaciones, de las cuales 33 están en peligro crítico de extinción.

En México, según el Instituto, hay un aproximado de cuatro mil ejemplares que, hoy más que nunca, deben protegerse, pues ya se ha perdido más del 40 por ciento de su distribución en el territorio, limitándose a las áreas más aisladas y de difícil acceso en las costas del Pacífico y del Golfo, las sierras madre Occidental y Oriental, y el sur-sureste.

Sandra Petrone, oficial de Conservación en el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) México, comparte que la relevancia de conservar a este felino se encuentra en que es un depredador a tope, es decir, que ocupa un nivel muy alto en la cadena alimenticia, lo que regula distintas funciones de los ecosistemas en donde se distribuye.

Además, detalla la también bióloga, la importancia del jaguar o panthera onca es que es considerada una especie de sombrilla o paraguas, porque, si se conserva, a su vez se preservan los demás animales que habitan en esos mismos espacios.

Si conservamos a esta especie, más allá de que sea bonita, preservamos a muchas otras que ocupan los mismos espacios, y esto a lo largo de todo el continente. Por eso también es un símbolo de la conservación, no solo en México, sino en todo su rango de distribución

- Sandra Petrone

Oficial de Conservación en WWF México

Información, la clave para conservar al jaguar

Hasta el momento, diferentes países de América se han reunido para crear alternativas y conservar al jaguar, como la Declaración del Jaguar 2030, que se estipuló en Nueva York en marzo de 2018; y la Hoja de Ruta 2030 para la conservación del jaguar, impulsada en noviembre del mismo año.

En entrevista con Reporte Índigo, Sandra Petrone señala que, además de seguir exigiéndole a las autoridades la protección a la especie, lo que hace falta es concientizar a la población en general, para que comprenda la importancia ecológica de este animal, y así no termine con él.

De acuerdo con ella, además de la pérdida de su hábitat, otra de las razones por la cual el jaguar está en peligro es que es cazado, ya que termina teniendo conflictos con la población humana, y por la venta de sus partes de manera ilegal.

“Si pensamos en un ganadero que tiene a sus vacas en el hábitat de caza del jaguar, el felino ahí sigue y necesita comer, entonces, fácilmente puede atacar a una vaca y de eso vivir, a lo que el ganadero se va a enojar y va a terminar matándolo”, ejemplifica la bióloga.

Por ello es necesario que la sociedad esté enterada de la importancia de una especie como lo es este felino, y las consecuencias que llevará consigo si desapareciera en su totalidad.

“En organizaciones como WWF, que tiene presencia en casi toda América Latina, la conservación de especies como el jaguar es esencial, por ello intentamos trabajar con las personas que viven en diferentes localidades y con granjeros cercanos al hábitat de este animal”, sostiene Petrone.

También puedes leer: El nuevo turismo debe cuidar el medio ambiente y la mejora económica y social: Carlos Joaquín

Comentarios