Durante este periodo de aislamiento físico, distintos artistas nacionales e internacionales han utilizado las redes sociales como herramientas de trabajo, transmitiendo algunos conciertos e interactuando con el público. Iván López Reynoso, director de orquesta y contratenor mexicano, es uno de ellos. En sus redes sociales presentó un concierto mostrando piezas de Georg Handel, Gioachino Rossini, Gustav Mahler y María Grever.

En entrevista con Reporte Índigo, López Reynoso menciona que dicho livestream fue sólo el inicio de lo que le tiene preparado para el público que lo sigue, pues cada viernes, a las 17:00 horas, continuará interactuando vía online, sea con una modalidad de preguntas y respuestas o una breve presentación musical.


El contratenor mexicano se conectará cada viernes, a las 17:00 horas, en sus redes sociales para convivir con sus seguidores

Y aunque el contratenor asegura que la experiencia en streaming es enriquecedora, porque de alguna forma acerca a los artistas con la gente que los sigue en un momento de crisis como el actual, admite que estar arriba de un escenario no lo cambia por nada.

“Desde luego no hay comparación ni siquiera cercana, no es lo mismo estar en casa transmitiendo a través de dispositivos digitales que en una sala de conciertos con el público presente frente a una orquesta”, detalla.

Además, admite que seguramente al público que asiste a diferentes recintos le pasa lo mismo, ya que “vivir la música en vivo y sentir las vibraciones, estar ahí presenciándolo, siendo testigo de la creación, es algo que no se compara con nada”.

Por ahora, para el mexicano estar presente a través del Internet es la única alternativa válida por la contingencia sanitaria que se vive, la cual, dice, está obligando a los artistas a buscar propuestas y ofertas diferentes para estar en contacto con otros, algo que es fundamental ante una pandemia.

De acuerdo con López Reynoso, es extraordinario ver a tantos músicos y artistas presentarse vía streaming haciendo diferentes actividades con el propósito de contribuir a que la gente siga enriqueciéndose culturalmente.

‘No podemos vivir en la lamentación’, dice López Reynoso

En México, se ha cumplido casi un mes sin presentaciones, exposiciones ni conciertos debido a la pandemia ocasionada por el Covid-19. Al respecto, el contratenor Iván López Reynoso admite que esta situación les ha hecho reconocer a los artistas el valor de su trabajo.


Muchas veces te dicen la frase ‘uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido’ y en esta ocasión creo que aplica como nunca antes en el sentido profesional (…) Tú, muchas veces das por sentadas cosas como artista y esta pausa involuntaria, pero necesaria, nos sirve también de reflexión y crecimiento

Iván López Reynoso

Contratenor y director de orquestas

Según declara el contratenor, el gobierno mexicano, principalmente la Secretaría de Cultura federal, ha actuado correctamente ante la pandemia, brindándole a los mexicanos diferentes formas para cultivarse culturalmente, a través de proyectos como Contigo en la distancia.

“Sé que las autoridades culturales de este país están desesperadas buscando propuestas, pero lo están haciendo muy bien. Todas las instituciones la verdad han hecho un trabajo importantísimo en esta contingencia, como la UNAM, por ejemplo”, destaca López Reynoso.

Por otra parte, el director de orquesta declara que a pesar de que algunos de sus colegas y cierto público han asegurado que el país está en medio de una crisis cultural, debido a la falta de eventos y presentaciones, para él es todo lo contrario.

Comparte que aunque la comunidad artística y cultural aceptaría con gusto un apoyo extra por parte del gobierno para que haya un mayor impulso, sostiene que no se puede vivir en la lamentación.

“Si bien el apoyo extra será siempre bienvenido, no podemos vivir constantemente en la queja y en la lamentación, hay muchos colegas que prefieren decir que el sistema está muy mal a estar ellos en constante desarrollo”, admite.

Finalmente, enfatiza que como artistas tienen una responsabilidad ellos mismos, pero, sobre todo, la obligación de siempre estar en forma y lo mejor preparados para que no les pegue la crisis.

También puedes leer: Filmoteca de la UNAM ofrece clásicos del cine mexicano