Este sábado, la reina Isabel II dio el visto bueno para que la duquesa de Cornualles, Camila, sea la reina consorte cuando el príncipe Carlos se convierta en rey, lo cual informó a través de un comunicado dirigido a todas las naciones de la Commonwealth.

Así, aprovechando las celebraciones del Jubileo de Platino, en donde se celebran los 70 años que la reina ha pasado en el trono, Isabel II decretó, a través de un “sincero deseo“, que Camila Parker-Bowles sea considerada “reina consorte”.

Este título es otorgado a la esposa de un monarca reinante; no obstante, no tiene los mismos poderes que una reina, pues no es considerara una jefa de estado; a pesar de ello este nombramiento es muy importante.

Lo anterior se debe a que hasta el momento se creía que la duquesa Camila no pasaría a ser “reina” y únicamente se quedaría con el título de “princesa consorte”, pues no se había hablado respecto a este tema desde que se casó con Carlos en 2005.

Además, en el comunicado agrega: “Siempre estaré profunda y humildemente agradecida por la lealtad y el afecto que siguen demostrándome, pero, cuando llegue el momento, mi hijo Carlos será rey. Sé que le darán tanto a él como a Camila el mismo apoyo que me han dado a mí”.

Te puede interesar: Reina Isabel recuerda la muerte de su esposo en mensaje navideño: “Aún se puede disfrutar”

Esta declaración muestra que la reina está planeando lo que pasará después de su muerte y que ha apostado por dar estabilidad y continuidad a la institución una vez que ella ya no este.

Camila y Carlos, quienes probablemente serán coronados al mismo tiempo, ya se han pronunciado respecto al comunicado que emitió la reina, señalando que están “emocionados y honrados” por la decisión de Isabel II.

Con este nombramiento, Camila recibe el apoyo que necesitaba, ya que el público ha mostrado frialdad hacia ella, pues durante mucho tiempo fue la amante del príncipe Carlos, mientras él estaba casado con la princesa Diana.

Además, esta decisión sigue el respaldo que la reina Isabel le está dando a Camila, ya que en diciembre del año pasado la nombró miembro de la Orden de la Jarretera, el título de caballería más prestigioso de Gran Bretaña.