Reporte Indigo

Iniciativa YoYo, segunda vida de ida y vuelta

A través de la iniciativa YoYo se busca implementar el comercio justo de compra-venta

A través de la iniciativa YoYo se busca implementar el comercio justo de compra-venta

Sabemos de antemano que formar una familia y adentrarse al mundo de ser padres, puede ser un reto económico en cualquier circunstancia, máxime durante esta pandemia en curso y para aquellos que están teniendo a su primer nacimiento en casa. Con la visión de compartir, ayudar, consumir responsablemente y darle nueva vida a artículos de la etapa maternal, es que nace el concepto de YoYo, una comunidad virtual en esta modernidad de compra-venta.

“Hicimos esta plataforma que incita a que padres y madres sigan dándole continuidad, porque los bebés dejan la ropa, juguetes y demás cosas como nuevas, nacen y crecen rapidísimo, y qué mejor darles un segundo uso con otra familia”, externa Ana Dávalos, fundadora de YoYo.

Actualmente, el proyecto que inició en septiembre pasado, piensa nutrir su base de datos en Facebook e Instagram, para posteriormente tener una página web y desarrollar un modelo de comercio electrónico. También buscan expandirse hacia el resto del mercado infantil.

“Por eso el nombre, YoYo, que se refiere a toda esta parte infantil, no solo a los bebés recién nacidos, vamos a iniciar ahorita con los más pequeños, porque es la manera más fácil y donde rota más la ropa y artículos, y después conforme vayamos creciendo, queremos abarcar toda el área infantil”, comparte la fundadora.

Además, para todos aquellos padres que se preocupan por los riesgos sanitarios, YoYo funciona como intermediaria entre los consumidores, por lo que los productos a vender y comprar, pasan a través de Dávalos y su equipo, para proporcionarles un procedimiento de desinfección y tratamiento especial y que lleguen completamente desinfectados hasta su nuevo hogar.

“Lo que estamos haciendo en esta etapa es generar confianza en nosotros, en esta plataforma, para que más padres de familia vean en YoYo el cuidado que tenemos y más en esta época que estamos enfrentando con la pandemia, y estén seguros de que las cosas van a llegar bien a casa y desinfectadas”, agrega.

Por ello mismo, en este inicio de la iniciativa de Dávalos, es que no hay una comisión por venta de los artículos, solo un costo de recuperación de envío de 50 pesos para quienes estén alejados de la zona céntrica de la Ciudad de México. Esto para quienes deseen comprar y vender sus artículos, además los precios de los artículos lo dan los padres que ofertan los juguetes, ropa o demás productos de su bebé en crecimiento.

Expansión de YoYo al resto del país

Dávalos comenta que actualmente su operación está concentrada en Ciudad de México, sin embargo, si hay padres que deseen comprar desde otras partes del país, a futuro exploren el poder concentrar nuevas sedes en ciudades concurridas, asimismo tener un catálogo con stock.

“Conforme vayamos creciendo, vamos a tener inventario propio, o sea que va a ser de las cosas que más se vendan, de lo que sabemos que los papás requieren más. Ahorita lo que hacemos es que tú te quedas con el artículo hasta que nosotros lo vendemos, luego vamos por él y lo entregamos”.

También puedes leer: La estrategia detrás de las compras por internet

Exit mobile version