Ingrid Löw se enamoró de la música desde que era niña. Fue música autodidacta. A los 16 años, estudió guitarra en Alemania y cuatro años después regresó a México, donde trabajó como corista. Más tarde musicalizó series, películas, audiolibros y cápsulas culturales.

En 2018 lanzó “Sin Miedo”,  tema que compuso para la Marcha LGBT No. 40 y que cantó por primera vez en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, que se volvió un parteaguas para ella y para su carrera.

En 2019, logró una de las campañas más exitosas de fondeo colectivo y lanzó su primer EP MOONLIGHT, en el que juega dentro de los estilos soul, folk y pop.

Sus canciones invitan a la reflexión, a la auto-observación y a un cambio profundo de las personas desde adentro.

“Me gusta cantar esta canción a partir del miedo que me genero yo, por todo mi sistema de creencias, en lugar de hablar de este miedo exterior (que me vaya a atacar, que vayan a abusar de mí, que me vayan a gritar o a rechazar), ahora todo es como hacia adentro: que no me rechace yo, que me acepte, que me atreva a dar pasos, a salir de mi zona de confort, que nos limita a hacer y a ser.”