Un hombre en Perú decidió emprender acciones legales en contra del dueño de Meta, Mark Zuckerberg, después que lo dejó un mes sin su cuenta Facebook ya que había difundido información sin confirmar sobre el COVID-19.

La demanda fue admitida a trámite por un juez de Perú, en la cual se pide una indemnización de 300 mil dólares por haberle suspendido su cuenta personal.

Fue la magistrada Lila Fuentes, del Cuarto Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Piura, región del norte de Perú, la que citó al abogado demandante Juan Mejía y a Zuckerberg para una audiencia por teleconferencia.

Dicha audiencia deberá celebrarse el próximo 17 de junio de 2022 por medio de la plataforma Google Meet, competencia directa de Facebook.

“El ingreso a la misma (la audiencia virtual) debe hacerse con una anticipación de 10 minutos, a fin de poder verificar la incorporación válida de cada uno de los participantes”, señalan en el auto admisorio.
“Para participar en la referida videoconferencia, utilicen preferentemente una computadora, laptop o tablet, las cuales deben tener cámara, micrófono y acceso a internet”, especifican en el documento que también estaría dirigido al desarrollador de la red social con más usuarios en el mundo.

Fue en mayo de 2021 cuando el ciudadano peruano y abogado Juan Carlos Mejía Seminario denunció a Mark Elliot Zuckerberg, ante el Cuarto Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Piura, por cerrarle la cuenta por treinta días luego de que el usuario de la red social realizará una publicación sobre el COVID-19 que Facebook consideró como una fake news.

De acuerdo a la versión de Mejía Seminario, compartió, en su cuenta personal de Facebook, una publicación de un medio de comunicación en donde se menciona que un Premio Nobel de Medicina considera que el COVID-19 fue creado en un laboratorio.

“Me han suspendido ya 30 días, cuando yo acepté sus términos del contrato que he respetado, y ellos no. He compartido una información basada en el informe científico de un virólogo. En todo caso, deberían cerrarle las cuentas a él y no a mí”, señaló Seminario, según cita el diario La República.

Juan Carlos Mejía alega que se trataba de una “noticia de conocimiento público” y pide que se le indemnice “por daños y perjuicios” con la suma de 300 mil dólares.

Además, añade que el cierre de su cuenta le generó un “daño moral, de imagen y económico” debido a que se considera una persona pública, que aparece en medios de comunicación y que escribe en plataformas digitales.

Lee: Narco de México usa Facebook, Tiktok y redes sociales para traficar fentanilo: DEA