Alain Aspect, John Clauser y Anton Zeilinger son los ganadores de este año del Premio Nobel de Física, por realizar experimentos con fotones entrelazados, “estableciendo la violación de las desigualdades de Bell y siendo pioneros en la ciencia de la información cuántica”.

La Real Academia Sueca de Ciencias destacó que los tres investigadores han llevado a cabo experimentos innovadores utilizando estados cuánticos entrelazados, donde dos partículas se comportan como una sola unidad, incluso, cuando están separadas. Sus resultados han despejado el camino para una nueva tecnología basada en la información cuántica.

“Se ha vuelto cada vez más claro que está surgiendo un nuevo tipo de tecnología cuántica. Podemos ver que el trabajo de los galardonados con estados entrelazados es de gran importancia, incluso más allá de las preguntas fundamentales sobre la interpretación de la mecánica cuántica”, comentó Anders Irbäck, presidente del Comité Nobel de Física.

Después de un largo camino, los efectos de la mecánica cuántica están empezando a encontrar aplicaciones, por lo que ahora hay un gran campo de investigación que incluye computadoras, redes y comunicación cuántica.

Algo que sorprende es cómo la mecánica cuántica permite que dos o más partículas existan en lo que se llama un estado entrelazado.

Durante años, los investigadores se preguntaron si la correlación se debía a que las partículas en un par entrelazado contenían variables ocultas, instrucciones que les dicen qué resultado deben dar en un experimento.

En 1960, John Stewart Bell desarrolló la desigualdad matemática que lleva su nombre, que establece que si hay variables ocultas, la correlación entre los resultados de un gran número de mediciones nunca excederá un cierto valor. Sin embargo, la mecánica cuántica predice que un cierto tipo de experimento violará la desigualdad de Bell, lo que resultará en una correlación más fuerte de lo que sería posible de otra manera.

Por medio experimentos prácticos, John Clauser desarrolló las ideas de John Bell, cuando tomó las mediciones, apoyaron la mecánica cuántica al violar claramente una desigualdad de Bell. Esto significa que la mecánica cuántica no puede ser reemplazada por una teoría que utiliza variables ocultas.

Después del experimento de John Clauser, quedaron ciertas dudas, por lo Alain Aspect desarrolló la configuración, usándola de una manera que cerró una laguna importante. Pudo cambiarla de medición después de que un par entrelazado hubiera abandonado su fuente, así que la configuración que existía cuando se emitieron no pudo afectar el resultado.

Posteriormente, Anton Zeilinger comenzó a usar estados cuánticos entrelazados y demostró un fenómeno llamado teletransportación cuántica, que permite mover un estado cuántico de una partícula a una a distancia.

La medalla del Premio Nobel de Física

La medalla del Premio Nobel de Física fue diseñada por el escultor y grabador sueco Erik Lindberg y representa la naturaleza en forma de una diosa parecida a Isis, emergiendo de las nubes y sosteniendo en sus brazos una cornucopia. El velo que cubre su rostro frío y austero es sostenido por el Genio de la Ciencia

Te puede interesar: ¿Cuántas laureadas con el Nobel habrá este año?