El mundo de las historietas, ahí donde SpiderMan combate el crimen o en el que Garfield se burla de Jon Bonachón, también puede servir para hablar de problemáticas internacionales actuales, tan fuertes como la discriminación racial, los contrastes sociales, la situación de calle, la guerra y los desplazamientos forzosos, entre otros temas.

Cuando el caricaturista ruso HeeHoos vivió la agresión de un facista, decidió alzar el plumón y describir con tinta su inconformidad, así fue como en 2011 inició el proyecto Respeto, que tuvo un fondeo de 260 mil euros por parte de la Comisión Europea y logró reunir a 10 artistas de Ucrania, Reino Unido, Alemania, España y Turquía para hablar de la xenofobia.


Respeto evolucionó a una exhibición con el trabajo realizado por parte de los ilustradores europeos, recorriendo Rusia, Israel y Alemania. Ahora, por primera vez, llega a un país de habla hispana, estableciéndose en el Goethe Institut de la Ciudad de México, hasta el 24 de abril

Bajo la curaduría de Annika Hirsekorn, se eligieron cinco historias que hablan de la tolerancia, la discriminación, el bullying y los problemas políticos en torno a la segregación racial, para denunciar que estos ocurren en todo el mundo y no sólo son de una nación en específico.

“Este fue el punto de partida para HeeHoos, además sus cómics hablan del fascismo y racismo, pero el proyecto siempre ha estado abierto a tópicos relacionados con el respeto y las formas de discriminación”, comenta Hirsekorn, en entrevista con Reporte Índigo.

Actualmente, el proyecto iniciado por el ilustrador ruso se denomina Respeto –Cómics por la tolerancia y ha permitido que alrededor de 22 historietas, realizadas por artistas diferentes, de un acervo de 60, hayan sido exhibidas.

Además, a partir del 4 de abril se sumarán dos propuestas gráficas mexicanas, con las que se retratarán a personas que viven en las calles y a la comunidad afromexicana que vive en Pinotepa Nacional, Oaxaca, y busca que se les reconozca en México.

El aporte mexicano

En el país la situación de calle es bien conocida por los ciudadanos, por ello Emmanuel Peña tomó ese tópico y lo explora a través del arte gráfico, así que sus trazos se sumarán a la exhibición del Goethe Institut a partir de abril en un mural que ya inició el artista de Tula, Hidalgo.

“La gente de las calles, los indigentes, es un proyecto de él, que extiende ahora para darlecontexto mexicano. Actualmente hizo un mural en el que todavía no se ve a las personas sin hogar, se ven las calles de la ciudad, pero después, cuando el cómic de Emmanuel esté terminado, integrará a los indigentes”, comparte Annika, de la ilustración en las paredes del inmueble.

Además, Hirsekorn fue con Iurhi Peña, licenciada en artes por la UNAM, a Pinotepa Nacional, donde invitaron a la comunidad afromexicana a plasmar su realidad en historietas y fanzines.

Los jóvenes y niños defienden su derecho a ser denominados como personas de raza negra que llegaron a Oaxaca por medio de la migración en barcos.


“Yo quería utilizar esta plataforma para crear conocimiento de este tópico y sobre cuál es el efecto de los afromexicanos que no son reconocidos como una minoría aquí en México. Esto les puede ayudar a tener proyectos como el de dar clases de danza o catapultar su música, por eso hicimos un video y talleres con la comunidad”

Annika Hirsekorn

Curadora

Acude y revisa los cómics

Respeto – Cómics por la tolerancia se encuentra al interior del Goethe Institut, ubicado en Tonalá 43 en la colonia Roma. La entrada es libre, además de que el resto de trabajos gráficos se pueden observar en línea en www.respect.com. mx, en inglés, alemán, árabe, hebreo y ruso.