Los seres humanos no sólo cambian el paisaje de la Tierra “sino también el entorno espacial cercano”, asegura la NASA, cuyas sondas captaron una “cápsula” artificial, causada por el hombre, que envuelve al planeta.

Esta “barrera” masiva que nos rodea está teniendo un efecto en el clima del espacio más allá de la atmósfera del planeta ¡y nos protege de la radiación!

Los científicos buscan se nombre una nueva época geológica basada en el impacto humano.