Las hormigas sí toman decisiones racionales, en específico las de la especie Myrmica kotokui, según publica la revista Royal Society Open Science. Estos insectos escogen la opción más lógica aunque algunos de los individuos tengan diferentes opiniones, es decir, cada hormiga decide si acudir o no a una fuente determinada de azúcar, pero el grupo siempre opta por lo más racional: escoger la fuente más rica en alimento.