¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

ELCAVERNíCOLA

La historia detrás de Sweet Child O Mine: una relación tóxica de golpes y besos

Carlos Ramírez

¿Quién diría que una de las mejores canciones de amor en el rock escondería una relación enfermiza y tóxica entre Axl Rose y Erin Everly?


Jul 21, 2019
Lectura 5 min
portada post

Publicado el 21 de julio, el disco de Guns N Roses Appetite for destruction se convirtió en un símbolo del rock de los 80. Particularmente uno de sus sencillos se haría mundialmente famoso, pero escondería una historia tóxica.

Hablo de Sweet Child O Mine, esa canción que ha sido covereada hasta el cansancio y de las formas más ridículas posibles. Que ha servido, también, para soundtracks de muchas películas y como pieza crítica en el aprendizaje de cualquier guitarrista.

EL REGRESO A LA VIOLENCIA

Cuando el vocalista Axl Rose la escribió estaba sumamente perdido por una mujer: Erin Everly. El joven vocalista de los Guns había regresado a su ciudad natal, Lafayette, en Indiana. Esta ciudad sería descrita por el propio músico como un Auswitch para su vida.

Axl Rose, o William Bruce Bailey Jr., asistía con regularidad a la iglesia cuando niño. Su madre lo enviaba solo y él escapaba de la violencia de su padre, un alcohólico que contrastaba con los múltiples crucifijos de la madre del vocalista de los Guns.

De hecho, Rose había crecido a base de golpes por parte de su padrastro y en un ambiente sumamente violento. Incluso, el propio músico descubriría hasta sus diecisiete años que el hombre que lo maltrataba continuamente en realidad no era su padre. ¿Duro, no?

Esto lo destrozaría. Por lo que regresar a sus raíces, siendo ya un músico conocido por muchos, siempre le pareció una forma sadomasoquista de no olvidar sus orígenes.

En una de esas ocasiones, borracho, en un bar de esta ciudad despreciada por muchos norteamericanos, Axl comenzó a jugar con varias de las ideas que le venían a la cabeza. Para que no se le escaparan, el músico plasmó varias estrofas en una servilleta de aquel lugar sucio.

Ella tiene una sonrisa que me parece recordar a las memorias de la niñez. Ella tiene ojos del cielo más azul, como si hubiera pensado en la lluvia

BESOS ROCKEROS

Se trataba de un poema de amor dedicado a la joven Everly. La niña que lo había conocido mucho antes de que Axl fuese famoso por liderear a los Guns N Roses.

Además, Erin siempre había estado enamorada de Axl pese a que éste siempre estuviera involucrado en arrestos por robos o peleas callejeras.

Se dice que ambos eran unos empalagosos por los eternos besos que la pareja se gastaba sin importar quien estuviese presente. Axl y Erin también se habían jurado amor eterno a pesar de lo que viniera para los dos.

De este embelesamiento saldría el poema largo que Rose cantaría en Sweet Child O Mine. Un himno al amor saturado de mucho rock.

GOLPES Y TOXICIDAD

Ah pero dicen por ahí que el amor siempre se acaba. Axl era famoso, también, por ser un hombre violento y borracho. Sus ataques de ira ya eran tan comunes, cada día, que rara vez se le veía calmado.

Por eso, más tarde que pronto Erin y Axl comenzarían una relación tóxica ejemplar para todos aquellos que quieren evitarlas. Besos, discusión y golpes. Besos, discusión y golpes. Así sobrellevarían la relación ambos.

Por muchos años, Erin no sólo soportaría los brutales golpes de Axl sino también el hecho de que el rockero se acostaba con decenas de groupies para volver a casa y jurarle amor eterno a ella.

El Sweet Child O Mine se convertiría en el Rata de dos patas. Harta de esto, Erin decidió regresar a su casa después de una vida de golpes, rock y mucha heroína.

Esa noche de 1989, Axl seguiría a Erin y la golpearía en la puerta de su casa. Sacaría su arma y le apuntaría en la sien para amenazarla con casarse con él.

La boda sería el 27 de abril de 1990; pero, esto sería la entrada al infierno para Erin. Aunque quedó embarazada, en uno de los arrebatos de Axl caería al piso y sería arrastrada por él para lustrar el piso con su cuerpo.

Con el tiempo, Erin y Axl se distanciarían y años más tarde ambos entrarían en juicio ya que Everly lo demandaría por todos los daños que sufrió por parte del cantante.

ROCK

A la postre, Sweet Child O Mine llegó a ser la novena canción, y la mejor, del disco Appetite for Destruction publicado en 1987. Su popularidad fue tal que alcanzó el número uno del Billboard Hit 100 durante dos semanas.

Sin embargo, aunque Axl fue quien compuso la letra y ritmo principal, fue Slash quien se encargó de los arreglos y el solo. Pero, el mismo guitarrista de los Guns aseguró que el sencillo es uno de los que más odia.

¿La razón? De acuerdo con el músico, el intro del sencillo era parte de un ejercicio de prueba que estaba realizando durante un ensayo a modo de broma. Incluso, explicó que el riff es una imitación de los acordes que se suelen escuchar en un circo.

Te puede interesar: LA HISTORIA OCULTA DETRÁS DE VOLVER AL FUTURO A 34 AÑOS DE SU ESTRENO


Notas relacionadas

Ago 16, 2019
Lectura 4 min

Jul 14, 2019
Lectura 4 min

Comentarios