En medio de una tragedia como la ocurrida el día de ayer en el maratón de Boston (el más antiguo del mundo, que se corre el tercer lunes de abril desde 1897), el caos, pánico, el dolor y las movilizaciones hacen más difícil la localización y detección de personas, a pesar de la comunicación móvil.

Y es que minutos después de las explosiones, el servicio de telefonía fue suspendido en esa ciudad por motivos de precaución y seguridad para evitar que se realizaran detonaciones desde un dispositivo móvil.

Así que en tiempo real, Google lanzó su servicio Person Finder con un apartado exclusivo para ubicar personas, o bien, subir información sobre otros.

Al cabo de minutos, miles de datos fueron ingresados. Incluso el servicio tenía la opción de llenar una solicitud detallada en caso de que no se arrojaron datos.

Cabe destacar que en el maratón había personas de todo el mundo y que en otros países sus familiares y conocidos necesitaban saber el paradero y estado de sus seres queridos. 

Entre los espectadores estaba el expresidente de México, Felipe Calderón, y como corredor, Héctor Vielma, coordinador de asesores del Gobierno de Jalisco.