Luego de la fuerte sequía que se vive en Monterrey, y en varias partes de Nuevo León, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) activó su proyecto de estimulación de nubes con el que busca generar lluvia en aquellos lugares.

Así lo dio a conocer la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), que detalló que en colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el proyecto busca “mitigar los efectos del desabasto de agua de la zona metropolitana de Monterrey, Nuevo León y en el distrito de riego DR-025, Bajo Río Bravo, Tamaulipas”.

De hecho, la meta de este ‘bombardeo’ es contribuir con agua a tres presas y complementar el riego al distrito DR-025, “debido al déficit causado por el pago de agua a Estados Unidos” en septiembre de 2021, de acuerdo con el Tratado de Aguas entre ambos países.

Dicho tratado fue firmado en 1944 y establece que México debe entregar cada quinquenio cerca de 2 mil 160 millones de metros cúbicos a Estados Unidos.

Asimismo, la Sader explicó que ambos proyectos serán emprendidos a través de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), con el apoyo de la Fuerza Aérea Mexicana, desde la Base Aérea Militar (BAM) 14, en el municipio de Apodaca, Nuevo León.

Para ello, la Conaza diseñó un polígono de estimulación con una superficie de 400 mil hectáreas, que permitirá almacenar agua de escurrimiento en las tres presas que surten a la zona metropolitana de Monterrey, en la parte oriental de la Sierra Madre Oriental.

Además, las autoridades estimaron que, a través de los vuelos mediante los cuales un equipo de técnicos, a bordo de una aeronave libera moléculas de yoduro de plata sobre las nubes para propiciar la precipitación, se podrán generar lluvias en los próximos 15 días para proveer agua a las presas del estado.

Puedes leer: Por sequía, Sedena ‘bombardeará’ nubes con químicos en varios estados

Aunado a ello, esperan poder combatir incendios en el área natural protegida Cumbres de Monterrey, en la sierra de Santiago, los cuales suman ya más de 20 días activos y han afectado unas 4 mil 500 hectáreas.

El miércoles, Protección Civil de México dijo que si las condiciones meteorológicas lo permitían, este jueves se podría iniciar el proceso de estimulación de nubes en la región para la generación de lluvia, con el apoyo de la aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana para controlar el incendio forestal iniciado el 24 de marzo.

La fuente recordó que la zona metropolitana de Monterrey pasa por un período “crítico” en materia de suministro de agua para la población, “por lo que se toman diversas acciones en materia de ahorro y consumo, así como intercambio del líquido con sectores productivos”.