¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

HISTORIA

Gerardo Murillo: el escritor, pintor y filósofo mexicano; el “Dr. Atl” de los volcanes

Indigo Staff

Gerardo Murillo era pintor, escritor, geólogo, vulcanólogo, filósofo, crítico de arte y activista político; fue maestro de David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera: es considerado el ideólogo del movimiento muralista


Oct 4, 2020
Lectura 4 min
portada post

Gerardo Murillo nació el 3 de octubre de 1875 en Guadalajara, Jalisco. Era pintor, escritor, geólogo, vulcanólogo, filósofo, crítico de arte y activista político.

Sus estudios en la pintura los inició cuando tenía 19 años, en Guadalajara. Dos años después se trasladó a la Ciudad de México para estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes.

Murillo viajó a Europa gracias a una beca que le otorgó el gobierno de Porfirio Díaz: estudió filosofía en la Universidad de Roma y derecho penal en La Soborna de París.

Cuando volvió a México, dio clases en la Academia de San Carlos. De acuerdo con la Secretaría de Cultura, en nuestro país fue llamado “El Agitardor”: “por persuadir a profesores y alumnos a pensar diferente, a ser irreverentes y subversivos”.

Entre sus discípulos estaban David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera, quien además se convirtió en su amigo cercano.

En La increíble historia del Dr. Atl, el muralista Rivera destacó que Gerardo Murillo “enseñó a ser insolentes a todos los jóvenes”.

Entre las historias que rondan de Murillo está una sobre la protesta que encabezó frente a la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes, con motivo de las fiestas del Centenario de la Independencia.

Con otros pintores, expuso piezas de artistas españoles; y no se quitó del lugar hasta que consiguió que el gobierno les diera dinero. Obtuvo tres mil pesos, que invirtió en una exposición con obras de artistas mexicanos.

Más tarde decidió autoexiliarse en Francia, donde publicó un periódico sobre la Revolución Mexicana e impidió un préstamo por parte de bancos franceses a Victoriano Huerta.

Según la Secretaría de Cultura, regresó a México bajo el seudónimo de Giorgio Stello, capitán aviador de la Real Fuerza Aérea Italiana.

DR ATL

Gerardo fue llamado “Atl” (agua en náhuatl) luego de sobrevivir a una tormenta que azotó el barco donde viajaba: salió del puerto de Veracruz rumbo a Europa, pero en Nueva York la lluvia casi termina con su vida.

El “doctor” habría sido otorgado por Leopoldo Lugones, ante el doctorado que tenía el pintor en filosofía.

Entre la obra de Murillo destacan los volcanes nacientes: como el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl y los italianos Etna y Strómboli.

Incluso, en el Paricutín, Michoacán, realizó estudios a pesar de que se encontraba en plena erupción, ignorando los gases tóxicos que emanaba.

Dr Atl creó el “aeropaisaje”, sobrevolando en helicóptero para pintar las incandescentes montañas; ni siquiera peder una pierna durante una de estas expediciones lo alejó de su pasión.

También “creó los Atl-color, técnica compuesta por una serie de tintes secos que se podían utilizar sobre tela, papel o roca”.

Su obra literaria abarca Las sinfonías del Popocatépetl; tres volúmenes titulados Cuentos de todos colores; la autobiografía: Gentes profanas en el convento; la novela El padre eterno, satanás y Juanito García. Un hombre más allá del universo y diversos artículos y ensayos sobre temas nacionales.

Recibió la Medalla Belisario Domínguez en 1956, y en 1958 fue galardonado con el Premio Nacional de Bellas Artes.

Falleció 15 de agosto de 1964; sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores.

También puedes leer. 71 AÑOS SIN JOSÉ CLEMENTE OROZCO, EL MURALISTA DEL CAMBIO SOCIAL


Notas relacionadas

Oct 22, 2020
Lectura 3 min

Oct 15, 2020
Lectura 2 min

Oct 12, 2020
Lectura 4 min

Oct 11, 2020
Lectura 4 min

Comentarios