¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

ESPACIO

¿Cómo funciona Tess, la sonda con la que la NASA busca descubrir nuevos mundos?

Indigo Staff

Con este proyecto la NASA busca planetas que puedan albergar vida en galaxias vecinas; no busca vida exactamente, sino mundos que tengan características similares a las de la Tierra


Abr 19, 2018
Lectura 2 min
portada post

La NASA lanzó este miércoles, desde Cabo Cañaveral, la sonda Tess, con la cual busca encontrar nuevos mundos alrededor de estrellas vecinas a nuestro Sol, especialmente aquellos que tengan la capacidad de albergar vida.

El Satélite de Estudio Exoplanetario de Tránsito, mejor conocido como Tess, explorará varios rincones del universo durante al menos años, comenzado por las estrellas más brillantes y cercanas en un intento de encontrar e identificar planetas a su alrededor.

“El cielo se volverá más hermoso, se volverá más asombros, sabiendo que hay planetas que orbitan las estrellas que vemos centellando por las noches”, declaró Thomas Zurbuchen, el principal administrador de este proyecto de la NASA.

Tess inspeccionará ciento de miles de estrellas, con la esperanza de descubrir miles de exoplanetas, planetas rocosos y helados, gigantes de gas y, posiblemente, mundo acuáticos. Súper Tierras y tal vez, incluso, una Tierra gemela.

Pero Tess no buscará vida. No está diseñada para eso. En su lugar, buscará planetas de todo tipo, en especial en esas zonas conocidas como “Ricitos de Oro” o la región habitable cercana a una estrella: una órbita en donde las temperaturas no sean ni muy calientes, ni muy frías, sino adecuadas para albergar agua que dé sustento a la vida.

Los candidatos más prometedores serán estudiados en el futuro por observatorios más grandes y poderosos, incluyendo el Telescopio Espacial James Webb, de la NASA, que está programado a lanzarse en los próximos años para reemplazar al Hubble.

Estos telescopios revisarán las atmósferas de los planetas en busca de cualquier ingrediente para la vida: vapor de agua, oxígeno, metano o dióxido de carbono.

“Tess nos dirá en dónde buscar y cuándo hacerlo”, dijo el científico en jefe de la misión, George Ricker, del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Tess es el sucesor del Telescopio Espacial Kepler de la NASA, que se encuentra en sus últimas etapas después de descubrir algunos miles de exoplanetas durante los últimos nueve años.


Notas relacionadas

Nov 14, 2018
Lectura 2 min

Ago 27, 2018
Lectura 1 min

Jul 5, 2018
Lectura 2 min

ESPACIO

Pierden comunicación con Opportunity

José Pablo Espíndola


Jul 5, 2018 Lectura 2 min

Comentarios