En México existe una trinchera desde donde se lucha contra la desinformación, la discriminación, el miedo, la soledad y la incertidumbre. Con el objetivo de que cada vez más personas conozcan su estatus de VIH y de otras infecciones de transmisión sexual, Aids Healthcare Foundation (AHF) ofrece servicios integrales de salud para salvar vidas.

Esta organización global sin fines de lucro ha realizado en el país cerca de 600 mil pruebas rápidas desde 2007, lo que ha permitido que más de 5 mil 800 pacientes diagnosticados de VIH conozcan su estado y accedan a la atención médica.

Ahora, de la mano de la ilustradora Flori Vidonna llega el arte a las instalaciones de AHF para ser una herramienta más, tanto para los usuarios como para los trabajadores, contra este virus que ha infectado a más de 37.7 millones de personas en todo el mundo, de acuerdo con las últimas estadísticas de ONUSIDA.

“En marzo, la directora general de AHF México me comentó que estaba buscando a una ilustradora para darle una identidad visual a todo el edificio y me invitó a conocerlo. Cuando entré y vi todas las paredes blancas, en este edificio tan enorme y con esta actividad tan valiosa, dije que sí automáticamente y empezamos un proceso de creación y de preproducción para poder hacer posible los ocho murales y pintar los 140 metros cuadrados que cubrimos”, comparte la artista a Reporte Índigo.

Para poder realizar este trabajo, Flori Vidonna comenzó pensando en quiénes son los que en realidad entran al edificio, cómo llegan, qué es lo que les atraviesa, y qué era lo importante que vieran plasmado en las paredes, no sólo para los pacientes, sino también para los trabajadores del lugar.

El objetivo fue que tuvieran palabras de acompañamiento, que supieran que estaban en un lugar muy valioso y que todo el trabajo que se hace es fundamental para poder hacerle frente a esta pandemia en donde, sólo el año pasado, perdieron la vida más de 680 mil personas en todo el mundo.

“Quise crear personajes muy diversos, que representaran a todos y que tuvieran mensajes que sirvieran para inspirar y acompañar, para hacerle saber a todo el que entre a este edificio, ya sea un usuario o una persona que viene a trabajar, que no están solos y que somos muchos los que luchamos para hacerle frente al VIH y al sida”, afirma Flori.

Las ilustraciones que ahora ocupan las paredes de la sede en México de AHF son de línea clara y con puros trazos negros sobre paredes blancas, con algunos colores, como el rojo y el gris que son los institucionales de AHF; además, de detalles de movimientos.

Juntos en la lucha por pacientes con VIH

“Todos queremos un mundo sin sida”, “¿Y si lo logro?”, “Tener VIH no te limita” y “Tú puedes cambiar la historia” son algunas de las frases que se pueden leer por todo el edificio de AHF México.

“Es un proyecto que tiene todo un mensaje y un trasfondo de búsqueda, también de poner mi arte al servicio de la comunidad y creo que es eso, si hay alguna persona que entre al edificio y se siente atravesada, se siente más liviana por ver los dibujos en las paredes, ya todo el trabajo que hicimos valió la pena”, confiesa Flori Vidonna.

En el primer piso se encuentra una ilustración con la frase “¿Y si no lo logró?, pero un personaje tapa el “no” para que se lea “¿Y si lo logro?, este rincón es uno de los favoritos de la artista, porque, dice, es uno de los mensajes más fuertes.

“Todos estamos atravesando también por un momento complicado y en el día a día nos abrumamos y nos boicoteamos mucho, porque es difícil la vida y tener la posibilidad de ver todo el tiempo este cambio del lenguaje donde simplemente sacamos el ‘no’ para poder ver la posibilidad y la oportunidad de algo nuevo, creo que fue muy valioso”, explica.


“Me tocó desaprender un montón de cosas, de conceptos sobre la forma de relacionarme con los diferentes virus para poder buscar la manera de llevar un mensaje a las personas que sea motivacional sin perder la realidad, no es decir que el mundo es color de rosa, porque la verdad para el que vive con VIH o convive con el sida la vida no es color de rosa, sino una lucha daría; sin embargo, lo importante es aprender que esto no te limita, sino que se puede vivir”

Flori Vidonna

Ilustradora

Flori quiere que, así como a ella el arte le sirvió como un refugio en el que pudo escapar de la rutina, las personas que visiten AHF México se sientan que han llegado a un lugar seguro en donde serán acompañados en su lucha que, muchas veces, por el estigma social enfrentan en soledad.

“Una de las tareas importantes desde el inicio fue hacerles saber que no están solos, que somos muchos los que luchamos para hacer de este mundo un lugar mejor y que de verdad somos más los buenos. Aquí se hace una labor increíble, todos los servicios son gratuitos, y se los acompaña de verdad, se trabaja montones, y eso era importante resaltar”, afirma.

También puedes leer: Tejen ayuda para combatir discriminación por VIH