+39
Millones de jóvenes millennials tenía México en 2013
‘Querido dinero’ también es un portal de internet donde se pueden encontrar consejos para llevar una economía sana
El libro refleja consejos útiles que se llevan a cabo a partir de la primera página incitándote a iniciar tu ahorro
‘Querido dinero. ¡Te odio y te quiero!’ es un libro escrito por cuatro regiomontanos: Marcelo Romo, Fernando Ruiz, René Cárdenas y Mauricio Mastropiero

En una charla de café -o de cerveza como diría René-, un ingeniero industrial, un licenciado en mercadotecnia, un arquitecto y un cineasta, quienes por azares del destino terminaron muy o medianamente involucrados con el tema de las finanzas, se dieron cuenta que los millennials con los que se rodeaban, estaban teniendo un descontrol en sus vidas con relación al dinero.

“Querido dinero. ¡Te odio y te quiero!” es un libro escrito por cuatro regiomontanos que comenzaron a través de una plataforma social a dar consejos, a contar experiencias propias y de otras personas sobre su relación con el dinero.

El libro de Marcelo Romo, Fernando Ruiz, René Cárdenas y Mauricio Mastropiero pretende reflejar la realidad de los millennials que se encuentran activos en un campo laboral, esto, para generar conciencia sobre su vida actual y futura.

Su principal limitación es que la publicación está dirigida exclusivamente a los jóvenes millennials “privilegiados”, que cuentan con una educación, excluyendo a otro gran universo de jóvenes que no tienen recursos, acceso a una carrera profesional y que están en situación de desempleo.

“No es una guía”, aclara Marcelo durante la entrevista con Reporte Indigo.

Para René, el libro es más como un generador de conciencia a través del cual se busca poner en la cabeza de los lectores las preguntas correctas para comenzar a tener una economía más sana.

Sólo para sector

De acuerdo con los autores del libro, “Querido dinero. ¡Te odio y te quiero!”, las finanzas actuales se ven nutridas de experiencias y de una enorme publicidad que nos guía por un camino radical y diferente al de ahorrar.

“Siempre ocupo el siguiente ejemplo que se volvió viral en nuestra página, el cual, surgió de una plática: ‘a nuestra edad, nuestros padres ya tenían una casa, dos coches y un hijo. Y yo, yo me siento contento por mi cuenta de Spotify Premium’”, comenta René, uno de los autores de “Querido dinero”.

Aunque el libro contiene buenos consejos, parece retratar sólo la realidad de una parte de la sociedad, pues a través del cristal actual podría apreciarse el reflejo de jóvenes millennials que debido a las condiciones del empleo en México, no poseen un ahorro para la vivienda, no generan antigüedad y no cuentan con un seguro médico.

Entonces, cabría la posibilidad de que este descontrol económico al que se refiere el libro se deba a:

– Que los millennials están perdidos y sólo quieren vivir el momento.

– El impulso por disfrutar lo que llega cada día sin la finalidad de poseer algo para toda la vida y termina convertido en un instrumento de supervivencia (como el techo de sus padres para vivir, aunque no sea propio).

– La necesidad de recompensar el pago mínimo de su trabajo, la poca valorización de sus habilidades o profesiones, las interminables horas de oficina, entre otras, en un autoregalo que les haga sentir que vale la pena su esfuerzo. ¿Cuál es la realidad?

La realidad en México

En el país, con una reforma laboral que beneficia más a los que tienen más, la realidad es que no todos los millennials son trabajadores bien remunerados y recompensados en empleos dignos que pugnen por el respeto y la calidad de vida.

Sin embargo, son las diferencias y puntos en común de estos jóvenes lo que lleva a los autores a determinar que para tener un mejor futuro que dependa de uno mismo y no de los demás, se tenga la cultura de ahorrar.

“Nuestro target natural es la gente que está comenzando a trabajar. No tenemos un sector socioeconómico en especial”, platica René Cárdenas.

Ante la diversidad de personas, generaciones, profesiones, empleos y las marcadas clases sociales, el mensaje que se pretende enviar a los lectores es pensar hacia dónde vamos en un futuro y cómo haremos para llegar a ese tiempo de la forma económica más adecuada para tener, certeramente, una buena calidad de vida.

Los autores consideran que la educación financiera debería llegar a los hombres desde corta edad y aunque saben que muchas de las condiciones económicas de los jóvenes podrían cambiar con el apoyo de las empresas, cada individuo se tiene que ayudar.

“Querido dinero” refleja consejos útiles que se llevan a cabo a partir de la primera página incitándote a iniciar tu ahorro pegando en una hoja el primer billete. Te recuerda el pago de las deudas, sacar de tu vida aquellos gastos que no son necesarios, te ayuda a organizarte con los pagos obligados y además te deja siempre un espacio para un gusto personal.

Por otra parte, si ya estás pensando sentar cabeza, te habla de lo importante que es hacer un plan con la pareja de manera informada para considerar todos aquellos sueños que desean realizar.

‘Más pobres que sus padres’

El Instituto Global McKinsey alertó este año en un estudio llamado “¿Más pobres que sus padres?” sobre la desigualdad salarial a la que estaban sujetos los millennials, esto, debido a factores como el envejecimiento de la población, la caída de los salarios y la pérdida de derechos en el mercado laboral.

Dicho estudio señala que más de un tercio de los jóvenes de ésta generación han perdido la fe en el sistema económico global, expresando opiniones negativas sobre el libre comercio y la inmigración.

Ante tal escenario, los gobiernos han considerado otras medidas para “orientar y ayudar a apoyar los ingresos de los más vulnerables”, así como aumentar la productividad para crear nuevos puestos de trabajo.

Hasta 2013, México se consideraba una población de más de 39 millones de jóvenes millennials, los cuales, de acuerdo con el estudio “Generación D: Un segmento de inversionistas emergente importante” son, con ayuda financiera, buenos ahorradores potenciales.