Después de la tormenta llega la calma”, y después de una ceremonia como la 57 entrega de los Premios Grammy, llegan los memes.

Y es que en la gala de la industria de la música, figuras como Rihanna, Iggy Azalea y Joy Villa optaron por telas que simulaban todo menos vestidos.

El inicio de semana se marcó no solo por el hecho de que un novato con el corazón roto como lo es Sam Smith, arrasara con cuatro de los seis Grammys a los que estaba nominado, también destacaron los atuendos de las celebridades que bien podrían acudir a una fiesta de disfraces y obtener el premio al más excéntrico de los mismos. En todas las redes sociales y medios se publicaron los memes y sus parecidos con objetos, personajes y demás.

A las figuras públicas les encanta acudir a eventos y alfombras rojas con atuendos completamente estrafalarios. En los 90 les daba publicidad, ahora les genera ruido en las redes sociales, que son el canal de mercadotecnia actual.

En HollywoodLife.com señalan que la mayoría esperaba un vestido transparente, con poca tela y mucho escote para Rihanna, por lo que su voluptuoso vestido color rosa sorprendió aún más al público.