Reporte Indigo

LOSCABOS5

Mr. Quaid, Dennis Quaid

@Zauberkunstler

Sin frac ni zapatos relucientes, menos al volante de un Aston Martin, el actor Dennis Quaid aceptó el piropo de una asistente en el Festival Internacional de Los Cabos cuando ésta le dijo que sería un perfecto James Bond, a lo que Quaid tomó con gracia y dando un guiño hacia el personaje creado por Ian Fleming.

Pero aunque el actor no contienda para interpretar al 007, sí viste de traje sastre para interpretar a Samuel Brukner, un importante billonario a cargo de una casa de subastas en Nueva York en la serie “The art of more” que en 2017 llega a su segunda temporada por el servicio de streaming Crackle.

Y si de billonarios hablamos, se le cuestionó de qué piensa de que otro magnate xenofóbico ganó las elecciones de Estados Unidos, y cómo es que podría pensar Donald Trump, si tuviera que personificar a un hombre que fuera tras la presidencia, si tuviera los millones para lograrlo.

“Cuando tomé el papel era un billonario de Nueva York que era un magnate al frente de un imperio de bienes raíces quien tenía un gusto por la política, así que va por la gubernatura y duramos filmando por tres meses y luego Trump anunció que se lanzaba para presidente y escucho mi diálogo salir de su boca (risas) estaba impactado”, aclara en conferencia de prensa.

Aunque en el programa que protagoniza su personaje pierde la gubernatura, en la vida real el día de hoy Trump ya es presidente electo, “la vida no imita al arte”, expresa de este punto Quaid.

“Siempre es acerca del dinero”

Cuando se le cuestionó al histrión acerca de qué se tiene que hacer en México para que la industria estadounidense y canadiense se interesen en invertir en México para filmar en nuestro país, Quaid responde con un irónico “Siempre se trata acerca de dinero”.

“Tiene que ver con los impuestos, con el tipo de cambio y que tratos pueden hacer con eso”, refiere en torno a cómo los productores siempre buscan sacarle el mayor provecho al presupuesto al momento de financiar los proyectos audiovisuales.

Quaid apunta que a pesar de que Los Ángeles, California sea la base de la industria hollywoodense, ya no se filma tanto en la ciudad como antes.

“California no tiene ningún perdón con los impuestos, pero puedes ir al estado de Georgia o Luisiana y a Canadá y obtienes el 30 por ciento de descuento en impuestos para filmar, siempre y cuando gastes el dinero en ese estado o país, y es un buen trato para todos”, dice.

Exit mobile version