“¡A la venta cerca de ti!” es como la asociación feminista Femmes Solidaires abrió fuego en Twitter el primero de agosto para mostrar su indignación con la venta de postales que consideran misóginas y que motivan la cultura de la violación.

En el tuit anexaron una imagen donde se ven de espaldas a mujeres en bikini además de que añadieron los hashtags #GenerationNonSexiste #StopCultureDuViol que en español serían #GeneraciónNoSexista y #AltoACulturaDeViolación respectivamente.

A partir del primero de mes y durante todos los días, el movimiento social se encuentra posteando una imagen diferente en la red social para seguir exhortando que este tipo de gráficos son degradantes en la cultura y fomentan la misoginia.

Femmes Solidaires ha calficado de “carácter pornográfico” estas postales que son comunes de conseguir en Francia, además aseguran que esto da legitimidad a la violencia contra las mujeres.

Las reacciones no se han hecho esperar en redes sociales, donde hay quienes apoyan las condenas hacia estas tarjetas y también hay quienes les consideran inofensivas además de que son parte de la cultura popular en el país liderado actualmente por Emmanuel Macron.

La organización que mantiene alrededor de 10 mil militantes en Francia, invita a que sus filas denuncien puntos de venta con esta mercancía postal.

El movimiento de denuncia llega en un álgido momento en el país europeo, ya que la semana pasada se aprobó de manera expresa una ley anti acoso para evitar que en la vía pública se hagan comentarios sexistas hacia las mujeres, las multas ascienden hasta los 750 euros.

Esta legislación se dio a raíz del acoso vivido por la estudiante de 22 años Marie Laguerre que en la calle recibió un chiflido y tras pedirle a su agresor que guardara silencio, fue abofeteada.

El momento fue capturado en video por una cámara de seguridad de un café parisino y el video ha logrado casi seis millones de vistas en YouTube al día de hoy.