La creencia de que sólo los adolescentes son adictos al teléfono celular se ha terminado, y es que aunque un 50 por ciento de esta población entrevistada se siente de esta manera, el 45 por ciento de los padres también se ha identificado con dependencia a los móviles.

Lo anterior de acuerdo con el estudio realizado por la Escuela de Comunicación y Periodismo Annenberg, el cual indica que los dispositivos móviles en México están alterando la vida familiar.

Dicho estudio examina el uso de dispositivos, los hábitos y las actitudes de los adolescentes mexicanos y sus padres, quienes, se consideraron más adictos que en comparación con Estados Unidos, Japón y Reino Unido.

El estudio titulado The New Normal: Parents, Teens and Mobile Devices in Mexico tuvo como base una encuesta de mil 200 adolescentes y padres mexicanos.

Pero no todo es malo, de acuerdo con el mismo estudio, las familias mexicanas tienen más probabilidades de tener reglas sobre el uso de los dispositivos móviles que las de otros países estudiados.

De acuerdo con información del estudio se encontró que 71 por ciento de los adolescentes y 67 por ciento de los padres en México utiliza su dispositivo todo el tiempo, mientras que el 47 por ciento de los adolescentes y 46 por ciento de los padres revisa su teléfono cada hora.

Por otro lado 82 por ciento de los padres dicen que sus hijos se distraen diariamente con el móvil, mientras que el 56 por ciento de los adolescentes encuestas afirman que sus padres también lo hacen.

Además de que los adolescentes en mexicanos sienten que pasan demasiado tiempo en sus dispositivos móviles, en comparación con los de otros países.

Lee: ROBO DE CARTERAS Y CELULARES EN EL METRO: IMPARABLE Y EN ASCENSO